“Pardon My Take” o cómo dominar los podcast de deportes

Los podcast están más vivos que nunca. Así lo demuestra “Pardon My Take” de Barstool Sports con un promedio de entre 750 mil y 1.5 millones de oyentes por episodio; inclusive más que su competencia de ESPN.

“Pardon My Take” se lanzó en marzo de 2016 y ha sufrido varias transformaciones. Desde llamadas vía Skype con audio de baja calidad, hasta tener invitados de la talla de Tiger Woods y transmitirse desde Nueva York.

La polémica ha sido una constante para Barstool.. Han pasado por problemas con ESPN, se infiltraron en el Media Day del Super Bowl LI, y fueron rechazados por “avergonzar” a la cantante Rihanna.

Barstool Sports ha gozado de tal éxito que en su momento cerró un acuerdo para realizar un show en conjunto con ESPN, mismo que fue cancelado tras un episodio al aire bajo acusaciones de misoginia realizadas por una colaboradora de la cadena televisiva.

Pese a ese tipo de conflictos, Barstool se ha caracterizado por atacar mercados que otros tienen desatendidos. Mientras HBO se retira del boxeo, ellos levantaron dinero para conseguir acreditarse como promotores de box en Estados Unidos, organizar peleas amateur y generar negocio a través del merchandising y pago por evento.

Además, como parte de ese mismo financiamiento, prepara la apertura de su propio sports bar y el estreno de su propia bebida alcohólica.

Se estima que Barstool Sports tiene una valuación de 100 millones de dólares.