AT&T retira toda su publicidad de YouTube tras escándalo de pedofilia

AT&T decidió retirar todos los gastos de publicidad en YouTube tras el descubrimiento de un grupo secreto de depredadores infantiles que han usado la plataforma para hacer comentarios sexuales sobre niños.

En declaraciones a Variety, un portavoz de AT&T dijo que "hasta que Google pueda proteger nuestra marca del contenido ofensivo de cualquier tipo, estamos eliminando toda la publicidad de YouTube".

Fue hace unos días cuando Matt Watson destapó un escándalo en YouTube. En un video que supera las dos millones de reproducciones, expone lo sencillo que es que el algoritmo de la plataforma de videos llene toda la columna de recomendaciones con videos protagonizados por niños; a lo que él llama un "agujero de gusano".

Aunque se trata de inocentes videos de menores que a veces no superan los 10 años, los comentarios están llenos de expresiones desagradables. No solamente eso, también colocan el segundo exacto de situaciones susceptibles de ser sexualizados, hasta enlaces a otros videos y propuestas para añadirse unos a otros como contactos; según reportó Verne.

En marzo de 2017, AT&T también había retirado su gasto de publicidad en YouTube tras revelarse que se estaban publicando anuncios en videos de terroristas y otros discursos de odio. Apenas en enero, la operadora telefónica había reanudado la compra de anuncios en la plataforma de video porque sentía que habían tomado las medidas adecuadas para garantizar que la plataforma fuera nuevamente "segura para la marca", como dijo a The New York Times la jefa de la marca de AT&T, Fiona Carter .

Con este movimiento, AT&T se une a otras marcas que han reducido sus gastos en YouTube como Disney, Epic Games, McDonald's y Nestlé.

Un portavoz de YouTube explicó que "cualquier contenido, incluidos los comentarios, que ponen en peligro a los menores es abominable, y tenemos políticas claras que lo prohíben en YouTube. Tomamos medidas inmediatas al eliminar cuentas y canales, informar sobre actividades ilegales a las autoridades y deshabilitar comentarios en decenas de millones de videos que incluyen a menores". Explicó que en las 48 horas posteriores a la publicación del video de Watson, eliminaron más de 400 cuentas y canales que violaron sus políticas. Además, dice que informaron sobre actividades ilegales al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados de los Estados Unidos para trabajar con las autoridades policiacas.