Beme y Casey Neistat, los grandes fracasos de CNN

Los youtubers también lloran. Ni sus 8.8 millones de suscriptores en YouTube ni 1.7 millones de followers en Twitter fueron suficientes para que Casey Neistat pudiera alcanzar el éxito en su aventura con CNN.

A través de un video en su canal de YouTube, Neistat anuncio su salida de CNN, junto a su socio Mike Hackett, y el cierre de Beme, app creada por él y adquirida por CNN a cambio de 25 millones de dólares a finales de 2016.

Todo se derrumbó en unos cuantos meses. Apenas en marzo del 2017, Neistat aparecía en la portada del Hollywood Reporter junto a Jeff Zucker, presidente de CNN. Ahí, Zucker veía en Casey al hombre que traería a las nuevas generaciones de consumidores de CNN y reconocía haber descubierto a Neistat gracias a su hijo.

“No pude encontrar respuestas. No creo estarle dando a CNN lo que me gustaría entregarle, y no veo que ellos estén recibiendo el valor que esperaban de mí”; dijo Neistat a Buzzfeed News.

CNN SIGUE SUMANDO FRACASOS CON NUEVAS AUDIENCIAS

Si bien Neistat se hace responsable del fracaso de Beme al reconocer que no dio con soluciones creativas, sobre CNN empieza a construirse una sombra en cuanto a su capacidad para conquistar nuevas audiencias.

Hace unas semanas, CNN anunció la cancelación de su show de noticias en Snapchat, “The Update”. La plataforma de Evan Spiegel, como Casey Neistat y Beme, eran esfuerzos enfocados a conquistar a los millennials.

Para explicar la cancelación de “The Update”, CNN argumentó cambios en las formas de monetización que ofrecía Snapchat, pero en el caso de Beme queda la sensación de que ambas partes ni siquiera lo intentaron. El canal de Beme en YouTube presentaba contadas producciones nuevas y alcanzó apenas 270 mil suscriptores.

Aunque los ingresos generales de CNN se mantienen al alza, sus operaciones digitales se han visto mermadas. En septiembre del 2017, Buzzfeed News informó sobre un recorte de 20 millones de dólares a su presupuesto.