Diarios ingleses exigen que Facebook y Google paguen por sus contenidos

Un nuevo episodio de una relación tan complicada como siempre. La News Media Association, grupo que representa a casi todos los periódicos nacionales y locales en Inglaterra, han exigido al gobierno que gigantes tecnológicos como Facebook y Google paguen un impuesto anual para apoyar la actividad periodística.

Del mismo modo, han solicitado que Facebook comparta parte del revenue que genera cuando una de las historias generado por ellos aparezca en el timeline de los usuarios, independientemente de que sólo puedan ver el titular de las mismas.

Como tercera medida, alineada a lo que competidores establecidos suelen pedir a Facebook en distintos mercados del mundo, piden que exista una priorización a organizaciones que cumplan con criterios de calidad editorial, lo que permitiría a fuentes confiables estar más protegidas ante la aparición de nuevos publishers

Facebook y Google son vistos en Inglaterra, como en todo el mundo, como los principales responsables de la crisis de medios. En el caso de la industria de los periódicos en el Reino Unido, sus ingresos se desplomaron de los 6.8 mil millones de libras en 2007 a los 3.6 mil millones en 2017.

Que Facebook pague, un mensaje de distintas voces

No es la primera vez que alguien apoya un pago de Facebook y Google a los medios. En su momento, Jonah Peretti, fundador de Buzzfeed, insistió en que la red de Mark Zuckerberg tendría que pagar por el negocio que hace en el News Feed, donde genera un gran negocio y no comparte nada con los publishers.

Jim Bankoff, de Vox Media, también se divorció de Facebook, al calificarla como una plataforma promocional, que aún tiene que trabajar en una plataforma confiable, que entregue a audiencias y publishers certeza sobre lo que se está consumiendo.

A comienzos de año, Rupert Murdoch apuntó a un potencial pago de Facebook no sólo como un acto de responsabilidad hacia una industria en problemas, sino también como una manera segura de acabar con la proliferación de fake news , ya que, a su juicio, al haber más certeza económica, no habría tanta necesidad de generar más tráfico ni de engañar a los usuarios con tal de acceder a mejores números.