El creador mexicano que combina el foodporn con lo hiperlocal

Con ustedes, Cómo Comí

Storybakers,

La autopublicación vía texto (ya sea en blogs o homepages) comenzó la explosión de creadores de contenidos desde hace décadas, pero en definitiva el crecimiento exponencial del compartir momentos vía internet se dio por medio de las aplicaciones visuales.

O para ponerlo en términos más mundanos, son las fotos.

Si lo imponente de un blog era una barrera hace 17 años, para muchos los antiguos Fotologs o Metroflogs eran la opción idónea para compartir ideas o el día a día. Mejor aún, el atractivo de las imágenes históricamente ha sido internacional.

Este factor, el que casi cualquier usuario (salvo aquellos con dificultades en la vista) sin importar idioma puede comprender una foto, es oro molido si lo sumamos a otra especie de contenido universalmente adorada: a todos nos gusta comer.

Es decir, la combinación perfecta de generar contenidos visuales sobre alimentos y comida. Es food porn si se tiene técnica impecable, pero también es nostalgia si al usuario lo remite a su geografía u orígenes. Es comercial, es unión y descubrimiento.

Por dicho cúmulo de sensaciones es atractivo analizar qué hay detrás de los proyectos exitosos por parte de creadores que documentan visualmente el mundo gastronómico, desde el estudiado y costoso hasta el popular.

The Muffin por Mauricio Cabrera
El estudiante mexicano que superó a Tasty a nivel mundial en TikTok
Storybakers: La narrativa común en nuestros más recientes casos de estudio es que los medios de comunicación convencionales usualmente no ven a futuro, buscan soluciones simples a problemas complejos y usualmente la Creator Economy resulta un camino más lucrativo y satisfactorio para los profesionales del contenido…
Read more

Hace unos meses, analizamos el perfil de un creador dedicado al porn de preparación de deliciosos platillos con un toque mexicano, y hoy tenemos otro caso de éxito por parte de un entusiasta de la comida y el marketing digital que ha unido sus pasiones en Cómo Comí.

Con más de tres cuartos de millón de me gusta en TikTok y un podcast exitoso para su sector, Gerardo Alvarado ha formado una marca que trasciende plataformas y trata de ir más allá del simple food blog.

Para conocer más de este proyecto - que se produce desde Nuevo León (México) -charlamos con Gera sobre plataformas, el impacto de un podcast de nicho y combinar la pasión con el trabajo.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

Profesionalizando la pasión

Al momento de buscar información en Google sobre Cómo Comí, lo mejor posicionado es un sitio web con un dominio de envidia pero sorprende que a pesar del bueno diseño, las fechas de publicación indican que no es tan actualizado.

Y es que Gera inició con Cómo Comí como un blog con reseñas escritas, pero pasado el tiempo encontró un éxito impresionante desde plataformas sociales. Al final, lo esencial al elegir plataforma fue el retorno de impacto y ganancias sobre el tiempo.

Fíjate que creo que subestimo el tráfico de la web, para monetizarlo tienes que tener un tráfico brutal, que se puede lograr más fácilmente en un video. Dudo que la gente busque entrar directamente a leer reseñas a un website, sino les gusta ahorita verlas en vivo y a todo color en video en TikTok o Reels.

Pero te digo, probablemente no estoy viendo un monstruo en potencia. Son muchas cosas, views, engagement, seguidores, Reels, video, TikTok, campañas, etcétera. Sí es retador.

De cualquier modo, Gera ya era adepto a generar contenidos food porn y de recomendaciones desde su misma cuenta personal en Instagram. Sólo decidió dar un paso más y generar una marca alrededor de dicha pasión.

Yo compartía contenido de comida en mi Instagram personal y llegué a pensar que “hartaba” a mis amigos, o que incluso cuando conociera a una chava iba a ver mi Instagram lleno de comida, fue entonces que dije bueno voy a crear un repositorio de mis experiencias. Sin embargo sabía que si quería que tuviera impacto, tenia que ser muy dinámico y muy participativo en la industria.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

Con el tiempo, nos platica Gera, el equipo ha ido creciendo:

Otro factor importante es hacer equipo: Desde 2017 conocí a Ernesto Esquivel a través de Instagram en quien vi potencial y criterio para sumarse al proyecto. Sabía que no podría crecerlo yo solo porque luego se iba a personalizar mucho la marca. Después de un café, que él me pichó, Ernesto se suma a crear contenido y hoy en día es socio de Cómo Comí.


Únete a los grupos de Story Baker en Telegram!

La Podcastería: el punto de encontro para creadores de audio con ligas, ideas y recursos.

Cheat Media Links and Talks: lo que tienes que saber de la industria sin tener que buscarlo en Twitter ;-)

La Creator Economy: historias y briefing diario sobre la economía de los creadores que está cambiando al mundo

News de News: Todo sobre Newsletters


Triggers para la audiencia

Además de ser un apasionado de generar contenidos, a Gera le ha ayudado su experiencia formal de trabajo en marketing digital.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

A diferencia de otros creadores que hemos entrevistado, que suelen hablar de una convergencia entre audiencia y un contenido ya existente desde necesidades personales, con Gera notamos conocimiento y método característico de alguien que aplica su profesión a un tema que le apasiona.

Contamos historias únicas buscando triggers en la audiencia. Si uno habla solo para sí mismo o solo contenido vendido está condenado a no ser relevante, tienes que escuchar y entender que mueve a la audiencia a la que le hablas y dárselo.

En nuestro caso pueden ser chistes, gossip, acciones/campañas benéficas, descubrimientos a los que les llamamos “joyitas” contar historias inspiradoras. Por ejemplo: una niña que vendía galletas y le compramos y gracias a nosotros pudo poner su local. Nunca le cobramos.

Le tienes que invertir tiempo y dinero a crear historias para la audiencia antes que “armar un plan de negocio”, nos hubieramos condenado.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

Cómo Comí busca ser, en palabras de su creador, un escape a lo fríode otros esfuezos editoriales.

Sentía que no había un canal “auténtico” que fuera dinámico, participativo, interactivo. Veo mucho egoísmo en los blogs de que solamente quieren comer gratis y les vale madres su contenido a costa de vender. Y lo editorial lo sentía muy “frío” aparte de que me encanta la comida y toda mi vida me he dedicado al marketing digital.

El nombre surge literal de mi cabeza, de buscar un nombre corto, memorable, catchy y de lo que quería comunicar. Fue un milagro jaja.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

Un punto relevante en esta historia es que a pesar de los atractivos alcances (más de eso en el siguiente módulo) de su presencia en plataformas, Gera admite que Cómo Comí es un proyecto profesional lateral ya que tiene un trabajo fijo, incluso mencionando que esa sería la naturaleza del creador regiomontano.

Definitivamente hay un factor en común en los regios. La CDMX está muy saturada a nivel comercial y de “tiburones” de medios. En Monterrey la gente hace este tipo de proyectos por que les gusta, por buscar inspirar antes de monetizar y eso es lo que ha facilitado un “boom” ya el dinero llega después de haber captado a la audiencia.

Regularmente todos tenemos nuestros trabajos fijos o proyectos personales y eso nos permite hacer nuestras marcas de contenido por “amor al arte”.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

El alcance e influencia de Cómo Comí se llega tan lejos en lo híperlocal de la zona metropolitana de Monterrey que han desarrollado un proyecto derivado que ya tiene vida propia: el CómoCómíFeast con más de 170 restaurantes participantes.

M

Es del 11 al 17 de octubre y hay más información aquí.


BONUS: Los números

Luego del inicio con el blog, Facebook fue lo que hizo explotar el proyecto inicialmente pero Gera admite que el éxito real llegó con el boom de las Stories, ayudándolos a conectar con más gente.

Nosotros nos basamos en rango de influencia, no tanto en views.

Nuestra plataforma más fuerte es Instagram y recientemente TikTok, aunque no como quisiera. En Spotify tenemos un podcast bastante bueno con 60 episodios pero por ser de nicho (enfoque a gastronomía) no tiene las escuchas masivas como los TOPS (comedia, finanzas personales, autoayuda).

Respecto a los números generales, nos comparte lo siguiente:

  • Instagram 144K

  • Spofity más de 250 mil escuchas (te digo, es muy poco comparado a los Tops, pero siendo de nicho si es relevante)

  • “Creo que una “métrica” importante para medir el éxito de esto, es el impacto en la realidad, hemos creado movimientos, campañas, éxito de negocios, más allá de decirte que tengo equis porcentaje de engagement, agotar productos o mesas ha sido una métrica relevante”.

A post shared by Como Comí 🍴🍷 (@como_comi)

Las maneras de monetizar tales cifras son las siguientes:

  • Campañas con marcas relacionadas a la industria de comida (sistemas POS, bancos, vinoteca, supermercados)

  • Product placement de lugares previamente evaluados y comprobados que son buena opción para la gente.

  • Eventos

Y cómo en nuestras ediciones de caso de estudio no podemos dejar de preguntarlo, le pedimos a Gera que nos indicara su setup de apps para editar fotografías de comida. Es bastante simple: Lightroom para fotos y Capcut, para vídeo. Este último es totalmente gratuito.