El dinero ahí está, pero para canales de YouTube

Será tendencia en 2019. O al menos eso parece a partir de recientes acontecimientos. Mientras los medios de comunicación fracasan en su intento por validar las grandes expectativas que de ellos se tenía como negocio, los youtubers están mejor posicionados que nunca para concretar ventas en millones de dólares.

Dos casos de avanzada fueron suficientes para intuir lo que vendrá. El primero se produjo en julio, cuando el entonces noveno canal más visto a nivel mundial, Little Baby Bum, fue vendido a una agencia llamada Moonbug, que habría pagado entre 7.8 y 9.5 millones de dólares, según estimaciones.

Creado en 2011, el canal de Little Baby Bum, tiene 17 millones de suscriptores, cifra que puede no impactar tanto, pero también mantiene como uno de sus más grandes logros el haber tenido el vigésimo video más visto de toda la historia de YouTube, una producción de 54 minutos con canciones animadas para niños que al día de hoy registra dos mil ciento setenta y nueve millones de reproducciones.

La intención de los compradores es trasladar la fuerza de la marca Little Baby Bum a medios tradicionales. Para hacerlo, contrataron un equipo dedicado que produce de cuatro a cinco videos por semana en comparación con los dos que hacían regularmente Derek Holder y su esposa Canos, creadores de la empresa.

Los grandes negocios también hablan español

El segundo caso, el más reciente, ocurrió el 21 de diciembre, día en que se cerró la venta de Enchufe.TV, el canal de comedia en español más visto del mundo con más de 8 mil millones de views y 19 millones de suscriptores desde su lanzamiento en 2011, a 2bTube.

A través de un comunicado, 2bTube celebró la adquisición mayoritaria de Touché Films, productora que creó Enchufe.TV y que se prepara para lanzar “Rock n’ Rola”, la que será su primera película y que contará en distribución en América Latina a través de Sony Pictures. Este mismo año, lanzará “Mortal Glitch”, serie de acción y comedia para una plataforma OTT.

2btube, como otras grandes redes de youtubers, apuesta por seguir incorporando talento a su crew para convertirse en “el grupo líder de medios digitales en el mundo hispanoparlante”. Por ahora, cuenta con 20 canales de producción propia, suma mil quinientos millones de views al mes y doscientos sesenta y cinco millones de suscriptores en sus distintos canales de YouTube.

Desde The Verge se anticipa que los dos casos anteriores serán punta de lanza de una serie de fusiones y adquisiciones durante el 2019. Los factores que lo justifican son tanto personales como a nivel industria.

Tres son las principales causas. La primera, que los creadores de contenido se sienten desplazados por YouTube, que generó polémica al darle el protagonismo de Rewind, su repaso por lo mejor del 2018, a Will Smith. Un hecho que no es aislado, ya que cada vez son más los movimientos de YouTube para llevar a su plataforma a talentos reconocidos de plataformas tradicionales. La segunda, el estrés al que son sometidos los youtubers, que ha llevado a que talentos como Elle Mills y “El Rubios” Gundersen, anunciaran un break para recuperarse del estrés al que los somete tanto la carga de trabajo como los constantes cambios al algoritmo de Facebook. El tercero, las crecientes oportunidades que ven los youtubers de triunfar en otras plataformas, como ha pasado con podcasts, contratación en medios tradicionales y acuerdos para publicar libros, donde ellos se han convertido en la apuesta más segura para generar bestsellers.

Mientras YouTube se pone los guantes para competir con Netflix por la preferencia de generaciones mayores (de ahí que desde mayo pasado anunciara producciones originales con el propio Will Smith, Kevin Hart y el comediante británico Jack Whitehall), los creadores de contenido que hicieron grande la plataforma empiezan a perder lealtad y a darse cuenta que una mejor vida los puede estar esperando si deciden vender su canal o fusionarse con algún grupo de medios más grande.

Como dijo el creador de Little Baby Bum, “para llegar a lo que queremos se necesita tener el equipo adecuado para escalar nuestras capacidades de producción”.

Mientras tanto, en México, Badabun se prepara para superar a HolaSoyGerman como el canal en español con más suscriptores, lo que, en conjunto con el hecho de haber superado a ElRubius, ha derivado en la molestia de youtubers, en particular del propio Rubius, que ha ironizado ante la calidad del contenido de Badabun, que tiene como producción estelar “exponiendo infieles”, donde se revelan las infidelidades entre parejas a partir de la exploración de teléfonos celulares.

El argumento de ElRubius es que no se debería comparar el éxito de un colectivo o compañía con el de creadores independientes de contenidos. Y no sólo eso, augura que pronto Badabun será suspendido por utilizar bots para incrementar su audiencia.