El equipo de Quartz se compra a sí mismo

Quartz nació como un emprendimiento de The Atlantic enfocado a negocios, con un diseño transgresor y una marca que conectó con un público joven atractivo para marcas y anunciantes.

Con el tiempo, las prioridades de The Atlantic cambiaron y empezaron a vender sus divisiones, incluida Quartz. La compradora fue la firma japonesa de inteligencia comercial Uzabase. Y una teoría en su momento fue que la popularidad de Quartz en el mercado asiático volvió la marca deseable por dichas latitudes.

Uzabase nunca supo qué hacer con Quartz y batalló para encontrar un comprador, y a inicios de noviembre se ha anunciado que el cofundador y jefe ejecutivo (Zach Seward) ha hablado con sus mecenas japoneses y finalmente ha adquirido la publicación.

Lo innovador del movimiento es que se formará una especie de cooperativa, ya que la editora en jefe también se unió a la transacción al mismo tiempo que el grueso de la redacción, quienes en mayor o menor medida serán dueños de una parte de Quartz.

Así, el medio se une a la tendencia de Discourse Blog y Defector Media alrededor de publicaciones propiedad de aquellos que realmente las trabajan. ¿Será algo que sucederá en América Latina?

Para leer: Quartz se vuelve una compañía independiente