El Faro cumple 21 años

“Han puesto en el mapa a El Salvador por algo más que por su legado de maras, muerte y corrupción política”, afirma el periodista estadounidense Jon Lee Anderson. Son jóvenes dedicados de manera fervorosa y valiente al oficio del periodismo en una sociedad casi sin Estado de derecho, como si creyeran que excavar con pertinaz empecinamiento en las verdades ocultas de su país fuera el único camino hacia una democracia verdadera”, dijo el periodista John Lee Anderson sobre El Faro.

Y tiene razón. Desde El Salvador, siempre tan condenado al olvido y tan habituado al sonido de las balas, surgió El Faro, el primer diario nativo digital en Latinoamérica. Fue el 25 de abril de 1998. Veintiún años que casi nadie ha cumplido y que casi nadie cumplirá. Desde que Internet apareció impera la fugacidad y la falta de memoria. En medio de eso, y de la censura, y de la corrupción, y de las amenazas, sigue la lucha de El Faro.

¿Qué es?

Un periódico digital, pero también una tienda de libros y artículos, una productora de documentales, una agencia que genera contenido para medios internacionales, una escuela que imparte talleres y seminarios, un organizador de eventos y, sobre todo, una comunidad que reúne a 35 personas, 25 de ellas en redacción, para contar las historias que Centroamérica y el mundo deben saber.

¿Por qué es importante?

Porque es uno de los máximos bastiones del periodismo independiente en Latinoamérica. Sus investigaciones han sido reconocidas desde su creación y han retratado las desigualdades y principales conflictos sociales de la región.

Este 30 de abril, El Faro y Univisión, con quien ha establecido una alianza que le llevó a hacer historia al convertirse en el primer medio en español que se lleva el Premio Sidney Hillman en categoría digital, recibirá el Premio Rey de España en la categoría de Periodismo Digital por su reportaje “De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericano”, mismo trabajo que les dio el galardón previamente mencionado.

Antes, en 2011, El Faro ganó el Premio Ortega y Gasset de Periodismo, fue finalista en los Premios Gabriel García Márquez y fue elegido por Wikileaks para ser el medio que diera a conocer los cables filtrados sobre el Salvador, Honduras y Guatemala.

¿Cómo se sostiene?

Proyectos con agencias de cooperación internacional (63%)

Venta de publicidad y patrocinios (18%)

Talleres y eventos: 12%

Libros, películas, documentales o venta de contenido a otros medios para su republicación (3%)

Aportaciones de lecturas a través de Excavación Ciudadana (4%)

¿Qué es Excavación Ciudadana?

El proyecto de monetización vía usuarios que lanzó El Faro en 2015 para que sus lectores contribuyeran a financiar las investigaciones que realiza.

Según su reporte, más de mil 100 lectores han aportado 65 mil dólares.

Los usuarios, por su suscripción, que tiene como monto mínimo 5 dólares mensuales, reciben acceso a reportes financieros de El Faro, anuncios sobre incorporaciones al equipo y entradas al Foro Centroamericano de Periodismo, evento que se llevará a cabo en mayo próximo y que es también organizado por El Faro.

Puedes apoyar a El Faro aquí