El mensaje del nuevo editor del Times, el de todos los medios

En su primer mensaje como nuevo editor del New York Times, A.G. Sulzberger escribe sobre lo que fue, lo que es y lo que será. Habla de la polarización de opiniones, de los desafíos de una sociedad cambiante y de un modelo de negocio erosionado por las grandes plataformas.

No da soluciones mágicas. Ni siquiera el New York Times las tiene. Pero se compromete a luchar con los mismos valores de siempre para contribuir a que la gente entienda el mundo en que vive. Lo que no menciona, aunque queda implícito, es que los periodistas, y los actores de la industria de los medios de comunicación y la generación de historias en general, también tenemos que comprender y aceptar nuestro lugar en un mundo que convierte en storyteller a cualquiera que graba con un teléfono, que hace trascendente a cualquiera que por accidente vive una catástrofe y transforma en relevante al que sea que tenga dinero para promover su contenido en Facebook.

El del periodista no es un lugar cómodo. Nunca lo ha sido. Este Muffin, el primero del año, pretende ayudar a que comprendamos nuestro lugar y a que a partir de ello decidamos si es el sitio que queremos ocupar, si tenemos posibilidades de movernos o si no nos queda más que esperar a que las grandes plataformas digitales y los poderes políticos terminen de liquidarnos.

Cada año el Nieman Lab de Harvard publica una serie de predicciones sobre lo que vendrá para el periodismo. Aquí les presento, porque estoy convencido de que conocer la tierra que pisamos de algo servirá para afrontar con mayor aplomo lo que venga, una serie de puntos generales sobre lo que especialistas de la industria nos auguran para el año que recién comienza.

Y sí, les anticipo, aunque seguro que ya lo temían, que si el presente no nos gusta, el futuro no será, por fuerza, mejor. Pero al final, eso lo saben Sulzberger y su árbol genealógico, el periodismo siempre sobrevive.