El nuevo CMS de los medios

O por qué el Community Management System es el camino en la Creator Economy

La conversión es urgente. Ocurrirá con o sin los medios. Está pasando frente a ellos mientras apenas voltean a ver el paso anterior con esa etiqueta de eternos perseguidores de tendencias que tanto los termina afectando porque lo que para ellos es novedad, para otros empieza a ser parte del pasado.

En una plática reciente con el periodista español Francisco Asensi, quien se especializa en el análisis de la tecnología en relación con el modo en que transforma el consumo de contenidos, intercambiábamos puntos de vista sobre las conversaciones que hoy priman en los medios de comunicación y coincidimos en que las pláticas, incluso las de avanzada, son más bien rudimentarias con respecto a lo que está ocurriendo. En los medios hablamos, por ahora, de newsletters, podcasts y muros de suscripción. Mientras tanto, las nuevas generaciones hablan de metaversos, gaming y criptomonedas.

El problema no sería tan grande si la diferencia fuera en formatos como ha ocurrido antes. La necesidad de transformación ya no pasa por dar el salto, aún así doloroso, al video corto o a la realización de memes, sino que se enfoca en un rubro en el que los medios han desperdiciado el tiempo: la formación y atención de comunidades.

Menciona Rameez Tase, fundador y CEO de Antenna, una startup enfocada en la generación de herramienta analíticas para negocios basados en suscripción, que la nueva oferta de medios no estará enfocada en el medio o formato con la audiencia como consecuencia sino que se construirá alrededor de la audiencia tanto por sus características demográficas como psicográficas con el medio como consecuencia, donde cabrán formatos múltiples, entre ellos algunos que rara vez se han concebido como recursos periodísticos; por ejemplo, el gaming.

Hasta ahora, como lo describo en un envío anterior, los medios se han concentrado en crear contenido periodístico bajo formatos tradicionales, como nota informativa, galería fotográfica, video e infografías, aunque esta última con frecuencia queda huérfana dado que los Content Management Systems no han atinado a descifrar cómo deben verse cuando son los únicos componentes de una historia, lo que lleva a que se vea como un contenido que está volando en el diseño del medio.

En algunos casos, sobre todo ante el regreso de las coberturas en vivo como una oportunidad de posicionamiento en SEO y de llevarse parte de la atención durante un breaking news, los medios han sumado a su oferta la publicación de livebloggings, pero siempre bajo el esquema de un emisor que entrega a un receptor sin que éste pueda llevar el mando respecto al modo en que interactúa con el contenido y a la manera en que entabla conversaciones que deriven en preguntas adicionales que resolver.

Acotar el valor de los newsletters y los podcasts a su potencial para atraer suscriptores implica volver a caer en la frivolidad de atender únicamente el potencial de negocio. Los newsletters y los podcasts son, ante todo, una oportunidad de crear comunidad, una que pague o no habilita múltiples oportunidades para ampliar puntos de contacto, para dialogar, para diseñar experiencias que lleven a que el usuario pase más tiempo con nosotros y a que en su momento no dependa solo de nuestro contenido sino también de su participación con otros usuarios para decidir estar con nosotros. En la batalla por la atención el eje rector es el tiempo que pasan contigo y para eso los ecosistemas propuestos por startups en la Creator Economy están mejor diseñados que los CMS de los medios de comunicación. Pasamos del Content Management System al Community Management System pensado para creadores, pero también, si somos capaces de entender que un medio ha de poner a sus seguidores en el centro, para publishers.

Por si no ha quedado claro, para mí la definición de Community Management System es la siguiente:

Community Management System: solución tecnológica que permite a creadores de contenido independientes y a colectivos (marcas, medios, empresas) construir y gestionar su comunidad a través de la publicación de contenido en múltiples formatos, el desarrollo de experiencias de interacción en vivo y on demand, la realización de actividades educativas, y la apertura de distintas fuentes de monetización tales como membresías, suscripciónes, propinas, e-commerce, pago por evento de única vez o con periodicidad establecida.


Mighty Networks levanta 50 millones de dólares para ser el Community Management System por excelencia.

La pregunta no es si los Community Management Systems serán adoptados por los creadores de contenido (y quizás, si se dan cuenta, por los medios de comunicación) sino si estos terminarán abrazando las soluciones que les entreguen desde las redes sociales o si optarán por plataformas independientes que garanticen para ellos el total control en la gestión y construcción de sus audiencias.

Mientras Clubhouse no hace más que subir su valuación pese a que sus descargas se han desplomado en un 68% mes a mes, de acuerdo a Sensor Tower, Twitter y Facebook levantan la mano para convertirse en los ecosistemas sobre los que los creadores cimientan su comunidad. Pero a esa arena, que en mayor o menor medida y con usos distintos también incluye a jugadores como Linkedin, Discord, Slack, Reddit y Spotify, se suman startups de Silicon Valley que cierran rondas de inversión para entregar un producto hecho a la medida de los creadores de contenido y sus comunidades.

-Mighty Networks, plataforma diseñada para creadores y marcas que buscan crecer su comunidad, ha cerrado una ronda por 50 millones de dólares en serie B con Owl Ventures, Ziff Capital Partners y Lion Tree Partners como principales inversionistas.

-La gestión de comunidades no es nueva. En realidad, Gina Bianchini, CEO de Mighty Networks, fue también cofundadora de Ning, plataforma que permitía la apertura de redes sociales al estilo Facebook que alcanzara 100 millones de usuarios alrededor del mundo en tres años.

-De momento, según cuenta TechCrunch, Mighty Networks cuenta con 10 mil creadores pagos y registra un crecimiento del 200% en número de usuarios además de un 400% en pagos por parte de los usuarios.

-La oferta que ofrece Mighty Networks incluye la publicación de un website, la formación de una comunidad, la apertura de membresías pagadas y la opción de impartir cursos en línea.

-Mighty Networks incluye planes que van de la alternativa gratuita, que incluye un sitio, perfil de miembros, opción de envío de mensajes directos y la publicación de artículos y posts, a la de 81 dólares al mes con pago anual, que contempla, además de lo ya mencionado, la organización de cursos, herramientas de analítica y desarrollo de workflows.

-Por su parte, Pico, una startup neoyorquina que apoya a creadores de contenido y empresas de medios en el manejo de la data de sus usuarios, levantó 6.5 millones de dólares. Su objetivo: convertirse en el sistema operativo del mercado de los creadores.


Los medios de comunicación, sobre todo aquellos que estén enfocados en un nicho, habrán de entender que como parte de su día a día tendría que estar la construcción de una comunidad propia, la atención de la misma y la exploración de oportunidades tanto de monetización como de incremento en tiempo del usuario a partir de la creatividad que se tenga para comunicarse con ella.

¿En qué momento comenzaremos a ver las inversiones más agresivas a este respecto? ¿Será que de nuevo los medios de comunicación llegarán tarde a la repartición? ¿En serio nos aferraremos a la experiencia pasiva cuando ha quedado comprobado que el approach por la comunidad es el que en verdad genera lealtad?

El Community Management System es el camino, uno que los creadores recorrerán con o sin los medios de comunicación.