El Superclásico argentino, un éxito en la televisión

Por primera ocasión en la historia de la Copa Libertadores, River Plate y Boca Juniors se enfrentan en la final. Es un hecho histórico que ha levantado pasiones hasta el punto de llamarla “la final del mundo”.

Aunque de éste lado del continente nos parezca exagerado, la atención del primer partido fue tal que rompió récords de audiencia en televisión. Sí, con todo y que se pasó al domingo tras fuertes lluvias en la capital de Argentina.

El partido de ida quedó empatado a dos anotaciones y el único ganador fue Fox Sports. Datos de la firma de análisis Real Time Rating aseguran que la transmisión por cable alcanzó un pico de 36.9 puntos. Son números nunca antes vistos en eventos de ese tipo a través de televisión por cable en Argentina. Según Ibope, tan sólo en el área metropolitana de Buenos Aires el partido fue seguido por cuatro millones de personas.

A eso habrá que sumarle el engagement en redes sociales al generarse 193 mil 852 tuits con más de 61 millones de vistas / impresiones, mientras que #River fue el hashtag más usado.

Facebook y sus interés en los deportes

Los números de la final tal vez no volverán a repetirse para Fox Sports. A partir del próximo año, Facebook hará su debut como socio de la Copa Libertadores con transmisión de partidos en vivo y sin costo en su plataforma.

Pero la red social de Mark Zuckerberg pronto podría detener sus inversiones en transmisión de deportes en vivo. Peter Hutton, directo de asociaciones y programación de deportes en vivo a nivel mundial de Facebook, señala que su presupuesto no es ilimitado y que siguen con una estrategia experimental.

Según dijo a Sports Techie, por ahor están probando diferentes tipos de experiencias y luego analizan esos datos en tiempo real. Uno de sus retos es pensar multiplataforma e incluir sus servicios como WhatsApp, Instagram y Oculus.

Por ahora, Facebook ha invertido lo mismo en la UEFA Champions League en América Latina, la lucha libre en México, La Liga en India, y otros deportes como el beisbol, el CrossFit, la WWE y hasta el Iron Man. Ya veremos hasta qué punto están dispuestos a seguir dando dinero.