ESPN y la MLS presentan el futuro (posible) del futbol

El deporte como entretenimiento. Ahora más que nunca y aunque a los románticos les duela. A partir de la aceptación de esa premisa, que tan bien ha entendido la WWE con el posicionamiento de sus protagonistas como generadores de entretenimiento dentro y fuera del ring, sería posible atreverse a innovar en las transmisiones televisivas, donde ESPN y la MLS decidieron aprovechar el All Star Game para microfonear al portero estadounidense Brad Guzan durante el partido contra la Juve.

El experimento fue más allá. No sólo se escuchaban las palabras de Guzan, también portaba un audífono para poder ser entrevistado por los narradores, lo que derivó en una evidente incomodidad de Brad al tener que dividir su concentración entre las preguntas que le hacían y lo que acontecía en el campo. A los veinte minutos, Guzan se despidió de su interacción para concentrarse en el juego, que terminó con empate a uno y con posterior triunfo de la Juve en serie de tiros penales. Así resultó la entrevista en pleno partido.

En 1997, el árbitro mexicano Eduardo Brizio fue suspendido por haber aceptado portar un micrófono durante un juego entre los Pumas y los Tiburones Rojos del Veracruz. Aquí el resultado de aquella experiencia.

La prueba generó opiniones encontradas. Mientras algunos aseguran que este tipo de dinámicas, que ya se presentan en deportes como el futbol americano y el rugby, representan el futuro del futbol, algunos consideran que es una intromisión a la privacidad de los deportistas.

LA NFL y LA NBA TAMBIÉN SUFREN PARA MODERNIZARSE

El futbol no es el único urgido de encontrar nuevas vías para atraer audiencia. Si TV Azteca anunció que se replanteará su posición respecto al negocio del futbol por lo costoso que resulta, tanto la NFL como la NBA trabajan por modernizar las experiencias para el aficionado a través de las transmisiones.

Adam Silver, Comisionado de la NBA, ha mencionado la urgencia por lograr que los juegos de la liga ofrezcan una experiencia mucho más cercano a lo que ofrece Twitch que a las experiencias de siempre a través de canales como ESPN o Fox Sports.

La NFL atraviesa problemáticas semejantes. Sus ratings han ido a la baja y para posicionarse sufren complicaciones tan elementales como la falta de identificación entre jugadores y aficionados a partir de que la naturaleza del deporte exige que sus protagonistas estén usando casco la mayor parte del tiempo, un tema no menor en tiempos en que las audiencias siguen incluso más a un jugador en particular que a un equipo, como ocurre en el comparativo entre los números de Cristiano Ronaldo y el Real Madrid en plataformas sociales.

Ante las exigencias de las nuevas audiencias, los eSports llevan la ventaja. Sus protagonistas, sentados y con dispositivos tecnológicos de manera natural, son seguidos sin limitaciones, lo que aporta una inmersión mayor a lo que los deportes profesionales pueden acceder.

Así como la WWE, la Indian Premier League de cricket ha entendido la importancia de ofrecer infotenimiento. Netflix, a través de Explained de Vox, explica aquí cómo pasó de una tradición británica a una combinación entre deporte y el entretenimiento ofrecido por Bollywood.