Exclusiva: números y estrategia del NYT en live blogging

Así busca transformar el NYT las experiencias en vivo que ofrece a sus lectores

Storybakers:

Este envío es una invitación a que tengan una experiencia de dos tiempos. Primero, con este newsletter que les dará insights a detalle sobre la relevancia y desafíos que enfrenta el NYT con el desarrollo de sus experiencias en vivo; después, ya con este contexto, les sugerimos ir a nuestro podcast con Claudio Eduardo Cabrera, Deputy Off Platform Director en SEO del New York Times.

Por espacio de más de una hora, Claudio comparte con nosotros sus opiniones y análisis sobre el desafío que el Times y los medios en general enfrentan, que no es otro que quitarle tiempo de consumo a Twitter cuando se presenta un gran suceso informativo. Menudo challenge el que nos espera…

Escucha el podcast con Claudio Cabrera


El Coronavirus hizo evidente la oportunidad. En su anunciada lucha por alcanzar los 10 millones de suscriptores para el 2025, lo que sin duda logrará ya que ha concluido el 2020 con 7.5 millones de suscriptores, el NYT ha identificado el desarrollo de experiencias en vivo como una de las llaves para seguir atrayendo lectores y para ser el medio líder en lo que respecta a posicionamiento en buscadores.

Claudio, hombre de palabra, comparte conmigo tras nuestra plática en el podcast, una serie de datos que sirven para dimensionar el valor de las experiencias live en el nuevo New York Times, que a ese consumo extenso y profundo que promueve desde hace tiempo desea sumar el desarrollo de coberturas en vivo que lleven a que el lector pueda satisfacer sus necesidades tanto on demand como al momento en su propia plataforma.

Aquí una serie de insights para entender lo que ha construido el New York Times en materia de experiencias en vivo y lo que se ha propuesto para el futuro inmediato:

-En el New York Times existen tres productos principales para el desarrollo de coberturas en vivo: live blog, live briefing y live chat.

-Claudio me explica que el live blog es una experiencia más interactiva, que incluye fotos y videos. El live briefing se fundamenta en actualizaciones por medio de texto. Y el live chat es la principal herramienta que utilizan para buscar restar tiempo de consumo de los lectores en Twitter y atraerlos al NYT por medio del análisis de expertos y periodistas involucrados en la cobertura de un caso particular.

-El en vivo es ya uno de los productos estelares del New York Times. En tiempo de elecciones en Estados Unidos, un 75% de sus lectores accedieron a algún producto en vivo. Ya sin la batalla política por el poder en Estados Unidos, ese porcentaje ha quedado estable entre un 20% y un 35%.

-El desarrollo de estos contenidos en vivo, con el poderío de las urls que se generan por cada evento que se activa, ha sido clave para captar a potenciales suscriptores, es decir, a usuarios que llegan sin haber pagado una suscripción, pero que terminan dando el primer paso para hacerlo por medio del registro de su correo electrónico. Del total de registros vía e-mail que se generan, un 6% se produce a través del ingreso a contenidos live, cifra muy relevante si consideramos que ese porcentaje se construye con respecto al total de contenidos publicados generados por el NYT.

-El desarrollo de productos en vivo entregó 800 millones de páginas vistas durante el 2020.

-Como el punto más destacado de sus coberturas en vivo, Claudio apunta al live briefing que han hecho durante la pandemia del Coronavirus desde el 23 de enero del año pasado, lo que los convirtió en la primera marca de medios que decidió hacer una cobertura en vivo bajo esta estrategia.

-A ese respecto, Claudio me comparte la visibilidad que desde los buscadores tiene el New York Times frente a sus competidores:


La competencia del NYT en vivo no es el Washington Post, es CNN

En un envío anterior les había platicado que al interior del Times se ha abierto un debate interno respecto al modo en que debe encaminarse su estrategia de coberturas en vivo. A ese respecto, desde el ámbito de la optimización de buscadores, Claudio tiene claro que si bien el Washington Post será siempre el parámetro obligado por compartir origen como periódicos, es CNN la empresa a la que han de buscar restar atención durante la realización de los live en sus distintas modalidades.

Esta perspectiva representa un nuevo desafío para el New York Times, que para cumplir con el objetivo de competir ante CNN tendría que realizar nuevas inversiones en lo que respecta a tecnologia, producción de video y a talento a cuadro, con lo que daría ese paso de tener al texto como principal protagonista para dar batalla en el competido terreno de las transmisiones en vivo a través de video/streaming.

En ese armado de las coberturas en vivo, desde el Times ya se preguntan y realizan ejercicios respecto a la posibilidad de que sus periodistas estén obligados a publicar antes en los propios live del New York Times que en las redes sociales, lo que tendría que venir acompañado de toda una disputa frente a los periodistas que se han habituado a desarrollar su marca personal incluso por encima de la corporativa a partir del contacto con sus audiencias en las distintas redes.

Mientras el Times quiere dar el paso para convertirse en un gigante en lo que respecta a la realización de video noticioso, el futuro de CNN se encuentra en veremos, ya que son muchos los que aseguran que han sido tan cuantiosas las inversiones realizadas por AT&T a últimas fechas, que se plantearía desprenderse de ella para concentrarse en su negocio principal y en el desarrollo de HBO Max. En Business Insider incluso se permiten analizar los posibles compradores, quienes tendrían que pagar entre 5 mil y 10 mil millones de dólares, de acuerdo a estimaciones.

Sobre el tema, aquí una reflexión que hice hace unos días sobre la conveniencia o no de que los periodistas continúen utilizando Twitter como principal plataforma para dar a conocer sus opiniones. Y aquí los recursos y herramientas que visualizo que deberá incluir una experiencia en vivo que de verdad pueda competir con lo que ofrece Twitter.


Silicon Valley, el nuevo poder que obsesiona a los medios

De este tema hablaré a detalle más adelante, pero he de contarles que durante mi plática con Claudio hablamos sobre el tratamiento que en la estrategia del Times reciben personajes como Elon Musk, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, todos ellos marcados como figuras públicas que generan el interés de millones y que se encuentran entre las prioridades en materia de optimización de buscadores para el New York Times.

El poder de estos personajes se extiende a sus empresas, de modo que Amazon, Twitter, Tesla y SpaceX, entre otras, son también objetos del deseo para los medios informativos, que a su habitual búsqueda por consignar lo que ocurre con el poder político y, en menor medida el poder corporativo, han sumado el poder tecnológico entre sus principales intereses.

El Times no es el único que se ha montado a la batalla. Hace unos días, el Washington Post anunció la apertura de ocho nuevas posiciones para su vertical de tecnología, que registró un crecimiento del 40% durante el 2020.

Con la apertura de estos nuevos espacios, el equipo del Washington Post para cubrir el sector tecnológico con perspectiva social y de relación con los gobiernos de distintos países incluye a 27 personas.

Para el Times, el Washington Post y el resto de generalistas el desafío no es menor, pues abundan en inglés medios especializados en tecnología que desarrollan contenido constante en torno a estas empresas y figuras, lo que lleva a que la cobertura de los primeros deba ser más contextual y estratégica.