Facebook solo pagará a un 25% de los publishers que participen en el News Tab

Facebook no será la salvación, si es que alguien aún lo pensaba. Aunque se mantienen las intenciones de Facebook de pagar a publishers destacados por aparecer en una posición privilegiada dentro del News Tab, que lanzará a finales de octubre, esta inversión no se dará más que en un 25% de los generadores de contenido que aparecerán en dicho apartado.

De acuerdo al Wall Street Journal, el News Tab incluirá posteos de alrededor de 200 publicaciones desde un comienzo, pero solo una cuarta parte estará recibiendo una paga que irá de los cientos de miles de dólares para los publishers regionales hasta los 3 millones de dólares anuales que estaría comprometiendo Facebook para sumar a publishers de alcance y prestigio nacional.

Entre los principales objetivos de Facebook se encuentra sumar al Washington Post, el New York Times, Business Insider, Buzzfeed, el Huffington Post y el Philadelphia Inquirer. Hasta la fecha, ninguno de los acuerdos se ha cerrado, principalmente a partir de las pláticas en torno a si el número de contenidos al que un usuario puede acceder estará limitado o si podría acceder libremente a cualquiera de los contenidos posteados. Lo que está claro es que en todos los casos los links mandarán directamente al sitio del publisher en cuestión.

Humanos determinarán mejores posiciones en el News Tab

A diferencia de la mayoría de sus propiedades, en las que un algoritmo determina qué posteos tienen mayor exposición, Facebook pretende limpiar su imagen, y quizás algo de su conciencia, con un equipo humano que será responsable de elegir los 10 titulares que aparecerán en mejor posición dentro del News Tab.

Aunque aún no se tiene claridad respecto a los criterios que se utilizarán, FB pretende que el factor de primicia tenga relevancia, por lo que los publishers que reaccionen más ráoido a una historia podrían tener mayores oportunidades de ser destacados.

Y mientras tanto las fake news siguen provocando dolores de cabeza

Mientras Facebook y Google buscan dar con la respuesta para erradicar las fake news, FB ha tenido que optar por eliminar las sátiras y las columnas de opinión de la revisión de los fact checkers con los que cuenta, que son empresas ajenas a la red social. De este modo, y aunque pareciera ir en contra de la lucha por acabar con la desinformación, la red de Mark Zuckerberg busca evitar que lo acusen de atentar contra el libre discurso, aunque sea a costa de que datos erróneos puedan propagarse como pólvora bajo el argumento de haber sido publicados como una opinión más que como una nota informativa.

En México, este modelo de fact checking en el que Facebook delega la responsabilidad de calificar el contenido, tanto como por información falsa como por sensacionalismo en los titulares, ha llegado a la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador, donde se ha acusado a Animal Político, fact checker de Facebook, de aprovechar esa posición para castigar el alcance de Sin Censura, plataforma pro AMLO creada por Vicente Serrano.

Apenas hace unas horas, esta polémica se recrudeció ante un aviso a Sin Censura respecto a que el alcance de sus contenidos en Facebook se vería reducido dado el sensacionalismo, según señala la notificación, de sus titulares para llevar gente a su portal. Como respuesta, dicho portal volvió a acusar a Animal Político y a señalar que acciones como esas son producto de una venganza tras haber dado a conocer el supuesto vínculo entre Gerardo Márquez Camacho, propietario de Animal Político, con Miguel Ángel Osorio Chong y David Penchyna, ex titular del Infonavit durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Este tipo de polémicas han llevado a Facebook a limitar el control que ejerce sobre ciertos contenidos. Por ejemplo, no bloqueará, aunque sí impondrá condiciones para que puedan ser amplificados, discursos de políticos, aunque contengan acusaciones o información errónea, para evitar el riesgo de ser acusado de favorecer determinados intereses, lo que de cualquier modo le ha generado cuestionamientos por parte de los usuarios, que consideran que de ese modo habilita la propagación de las fake news y los discursos de odio.

Google atraviesa por problemáticas semejantes. Tras anunciar que modificaría su algoritmo para privilegiar a aquellos medios que generen reporteo original, ha tenido que entrar a una serie de preguntas filosóficas que parecen ociosas, pero que son necesarias para intentar eludir las polémicas que desde hace tiempo lo acompañan.

¿Qué es generar periodismo original?

Si se mencionan fuentes, ¿es en verdad original o es el reconocimiento de que la información medular viene de otro medio de comunicación?

Cuando se hace esa mención de fuentes, ¿es con la intención de deslindarse de lo que se está dando por hecho?

En esta entrevista, Richard Gringras, Vicepresidente de Noticias de Google, explica cómo estará funcionando el ranking del buscador y el peso del factor humano en la batalla por encontrar la mejor forma de garantizar que el contenido de calidad sea el que llegue desde una posición privilegiada a ojos de los usuarios.