Google quiere crear tu propia estación de radio

Los análisis fueron contundentes, incluso un tanto descorazonadores para los medios. El consumo de noticias en los speakers inteligentes va más lento de lo imaginado. Entre las razones principales se encuentra la demora en actualización de los reportes, que las historias se pueden duplicar y que los briefs son demasiado largos. Pero Google News quiere cambiar eso.

A través de un video, Google presentó un nuevo acercamiento al consumo informativo desde speakers inteligentes. Consiste en briefs mucho más específicos desarrollados por publishers distintos y especializados en cada tema.

Con este servicio, que por ahora sólo está disponible en inglés y en Estados Unidos, el usuario tiene la capacidad de elegir si quiere dejar de escuchar una historia para pasar a la siguiente, volver a la historia anterior e incluso pedir más información sobre un tema específico.

Audios como tópicos aislados, unidades de contenido

La dinámica propuesta por Google, que está siendo encabezada por Liz Ganges, ex reportera de Recode, es semejante en fundamento a lo propuesto por Circa, proyecto de avanzada que terminó fracasando por ser incapaz de encontrar un modelo de negocio que le funcionara. Tanto Circa como Google visualizan la información como pequeñas unidades que pueden funcionar en conjunto o de forma aislada. Como piezas que en sí mismas contienen información y que pueden ir más allá en caso de que el usuario requiera más contexto o actualización al respecto.

La generación de historias específicas permite que el usuario consuma contenido sin pasar por el fastidio de escuchar noticias que no le interesan o que le resultan demasiado tediosas. Según lo mencionado por Google, una vez que ya se consumió una información, y salvo que hubiera petición expresa del usuario, éste no volverá a ser expuesto al mismo contenido.

Google se encuentra en el proceso de sumar nuevos publishers que generen este tipo de piezas informativas. Por ahora, el video expuso contenido desarrollado por KQED, AP y KCBS.

Como siempre, Google y las grandes empresas tecnológicas tendrán que prometer ingresos para los publishers. En este caso, ya anuncia que pronto ofrecerá herramientas analíticas para entender el consumo de los usuarios y poder trasladar esa data a un modelo de monetización que atraiga a generadores de contenido. Prometer, lo saben bien esas corporaciones, no empobrece. Mucho menos cuando se sabe que los medios están urgidos de dinero.