La BBC y su obsesión por los jóvenes

La BBC no oculta sus objetivos, que son también sus temores. Si planea invertir 12 millones de dólares para lograr que usuarios menores de 35 años descarguen “BBC Sounds”, app que concentra sus podcasts, shows y música, no resulta sorpresivo que haya volcado a su estudio de investigación y desarrollo en la generación de nuevos formatos de storytelling digital.

A partir de una serie de entrevistas cara a cara con menores de 26, la BBC encuentra que YouTube sigue consolidándose como una fuente de aprendizaje, tanto por la facilidad con la que se puede acceder a sus contenidos como por la sensación de libertad e independencia que genera entre los usuarios. La gran mayoría se consideran emprendedores, activistas o dueños de su propia marca.

Tomando en cuenta las respuestas de los entrevistados, la BBC desarrolló nueve puntos a trabajar. Los primeros pueden englobarse en la necesidad de aportar el contexto necesario para que el usuario no se sienta perdido al estar consumiendo una historia. Este contexto debe incluir las respuestas a preguntas que de no ser dadas exigirían al usuario una visita a Google o a cualquier otra fuente de información.

Los siguientes puntos refieren a la importancia de ser confiables y de generar periodismo de calidad, pero siempre bajo un lenguaje claro, que no es pretencioso y que se dirige a los usuarios de la forma más directa posible.

Los restantes tienen que ver con la importancia de generar información que impacte en la vida de los usuarios, que promueva la posibilidad de un mundo mejor, menos pesimista respecto a los hechos y más constructivo. El rol del periodista es también uno de los grandes agentes de cambio para la generación Z, que pasó de querer ver a un storyteller que relata de manera indirecta a un protagonista de la historia, que hace en primera persona e invita a que otros hagan.

Aquí puedes conocer los puntos a detalle