La Creator Economy hará obsoletas las suscripciones

O cómo los creadores y sus audiencias volverán a desafiar las estructuras de medios tradicionales

Storybakers:

Pronto la suscripción no será el último eslabón de nuestro funnel de conversión. Cuando los medios al fin se han puesto a entender que el marketing de siempre también aplicaba para ellos, la Creator Economy detona un cuarto peldaño que convierte a la suscripción ya no en el paso final, sino apenas en la antesala de una conversión de niveles mucho más profundos, en los que en vez de reducir la participación del usuario a aplaudir económicamente un contenido creado se le invita
a confiar en él incluso antes de que éste haya sido publicado.

La vía para conseguirlo: el crowdfunding vía criptomonedas


¿Por qué tiene sentido que los medios pasen de tener suscriptores a inversionistas?

Entender el nuevo ecosistema que se habilita para la industria de los medios exige partir del vínculo entre el creador de contenido y su audiencia. Cuando pensamos como medios en toda forma solemos ver la suscripción como una transacción exitosa: yo te doy contenido, tú me pagas por él. Cuando la hacemos desde la óptica del creador es diferente: yo te agrego valor de múltiples maneras, tu apoyas mi trabajo porque crees en él.

La diferencia puede parecer sutil, pero encuentra resultados distintos cuando vamos al nivel de profundidad en la relación que establecemos con la audiencia. En el primer caso, el de los medios, se paga por aquello que ya está siendo expuesto, se le da, en cierto modo, un valor cuantitativo. El contenido, para decirlo en otras palabras, forma parte de un inventario. En el segundo hablamos de que la apreciación de valor está más centrado en el autor/creador/persona que en las piezas que produce, funcionando así más en el terreno de la Faith Economy, que también podríamos llamar Trust Economy, que en el de las cantidades publicadas.

Otra diferencia mayúscula: a los medios se les paga por una oferta que ellos determinan. El lector asume que el medio seguirá haciendo aquello por lo que se suscribió, pero en su afán por crecer, es posible que ese medio opte por habilitar nuevas audiencias o avenidas de negocio. Con los creadores, en cambio, se conoce su especialización, existe una temática acotada, de la que el usuario querrá saber más en múltiples formatos, a través de múltiples plataformas y de múltiples manifestaciones.

En el futuro que ya es presente para algunos, los medios tradicionales, que al final también son colectivos dado que reúnen a una serie de personas (marcas personales) en una organización, tendrán aún más problemas para competir con colectivos de creadores que opten por buscar gente que los lea, que los reconozca, pero sobre todo que los apoye con beneficios para su audiencia que irán mucho más allá del placer de consumir un buen contenido.


Para seguir profundizando en la posibilidad de que los lectores se conviertan en inversionistas, recomiendo leer el envío que hice explicando las DAOs, los NFTs y el modo en que podrían ser utilizadas por los medios de comunicación . Para que no se pierdan absolutamente nada de nuestra cobertura de La Creator Economy, súmense a nuestro grupo en Telegram.


Los nuevos medios ya tienen a lectores como inversionistas

A continuación, a partir de un texto de Jarrod Dicker, les presento una serie de casos que ya utilizan los NFTs como una vía para invitar a su audiencia en inversionistas. Comencemos por Mirror, la plataforma a la que hoy podríamos considerar como la madre de este tipo de publicaciones, tanto por hospedar a una serie de autores que están haciendo lo propio como por financiarse por medio del mismo sistema.

1) Mirror:

“Writing as usual. Publishing like never before”, con esa premisa presenta su plataforma descentralizada que permite a los creadores convertirse en inversionistas. Si lo queremos simplificar, hablemos de un Medium para la Web 3.0.

-Se define a sí misma como una “community owned and operated protocol and economy”.

-Su valor está fundamentado en la obra de la comunidad, que tiene tanto una participación cultural como económica en la misma.

-El acceso a la plataforma está supeditado a que la propia plataforma determine si eres bienvenido a través de la emisión de $Write token, que para efectos prácticos es la manera de replanteare las invitaciones a la plataforma. En cuanto obtienes ese token, estás habilitado para publicar en la plataforma.

-A cambio de ese Token, el escritor recibe una dirección personalizada (por ejemplo darstar.mirror.xyz) y una publicación minteada.

-Para acceder no solo tienes que recibir una invitación, sino que debes participar en la $Writer Race, una competencia semanal en los que la comunidad de Mirror elige al top 10 de escritores que deben acceder a la plataforma.

-Para tener derecho a voto, los miembros de la comunidad han de contar con #Write, mismos que pueden ganar a través de sus publicaciones, mientras que los nuevos aspirantes reciben una cantidad mínima para poder realizar su voto.

Aquí un vistazo a detalle de Mirror.

2) $ESSAY

El nombre de John Palmer hemos de tenerlo presente en la cabeza porque puede terminar representando uno de esos conocimientos básicos de los nuevos tiempos que vivimos. Es el creador del primer ensayo propiedad de una comunidad, a través de crowdfunding en Ethereum.

Así explicó el proceso:

a) El ensayo existe de forma permanente, con data pública a través de Mirror
b) El ensayo es minteado como un NFT por medio del protocolo Zora
c) Las personas que decidan respaldar la realización del ensayo pueden hacerlo a través de crowdfunding a cambio de $ESSAY tokens
d) Cuando el NFT es vendido, el ETH en el contrato se incrementa
e) Los $ESSAY Tokens pueden ser comprados y vendidos como cualquier otro ERC-20 token
f) Las personas que respaldan el ensayo estarán embedeadas en el ensayo de manera perpetua, como las personas que lo hicieron posible


A diferencia del paywall, habilitar a los lectores como inversionistas los convierte en los principales interesados en que el trabajo del creador alcance el mayor número de personas posible, lo que hace que en vez de cerrar contenido (lo que limita alcance y por otro lado traiciona el libre acceso a la información), su publicación esté disponible para todos, reventando así el constante dilema entre ofrecer contenido gratuito o colocarlo detrás del muro de pago.


3) The Generalist

-Creada por Mario Gabriele en colaboración con Jack Butcher, autor de Visualizing Value, The Generalist ofrece la opción de invertir en los análisis sobre Coinbase realizados por Mario y las gráficas diseñadas por Butcher.

-Para hacer realidad el proyecto, levantaron 20 ETH con una contribución máxima por usuario/backer de 0.25 ETH,

-Los beneficios principales son los siguientes:

a) Participación proporcional en los análisis del Coinbase S-1 Club y en la portada creada por Jack.

b) Participación proporcional en 2 piezas creadas por Jack, inspiradas en Coinbase. Estas piezas también serán minteadas como NFTs

c) Un lugar en el embed con los datos de los “inversionistas”.

Ellos explican la revolución en la creación de contenidos como sigue:


4) Darkstar

-Creada por el propio Dicker, es una publicación especializada en la economía descentralizada que trabaja bajo el siguiente esquema:

a) Publica artículos dentro de Mirror
b) Los artículos pueden ser adquiridos como NFTs en cualquier momento de su elaboración, ya sea en la ideación, escritura o edición final
c) La audiencia puede acceder a dos distintos tipos de niveles: el primero, pagar 10 dólares al mes por leer todos los artículos publicados (lo que en el mundo tradicional de los medios equivaldría a una suscripción); el segundo, pagar 20 dólares al mes y llevarte una parte de las ganancias generadas por dichos artículos (lo que convierte a lectores en inversionistas y copropietarios)


Crowdfunding en cripto: ¿la llave para investigaciones profundas?


Para el análisis especializado este tipo de esquemas representan una oportunidad. Como parte de sus reflexiones al anunciar el lanzamiento de $ESSAY, John Palmer indica que propone el esquema como una potencial solución al problema de tener que estar generando contenido de forma recurrente a partir del compromiso que se establece al crear un muro de pago.

Asegura que si bien es posible generar un artículo diario o semanal que tenga la suficiente calidad como para ser reconocido por la audiencia, como lo exigen los programas de suscripciones en la actualidad, son muchos los proyectos de gran valor que requieren de meses o años para poder ver la luz, para los que en la actualidad no existe un modo de financiación claro.

Si se logra que la audiencia respalde a un creador no solo tras la publicación de un contenido, habrá un impacto positivo tanto para el creador que ahora podrá destinar el tiempo que sea que necesite para una pieza como para la audiencia, que accederá a contenido aún más valioso aunque no tenga una periodicidad recurrente.