La piedrita en el zapato que incomoda a Disney

Disney se está convirtiendo en un imperio de los medios y su siguiente paso es adquirir los activos de 21st Century Fox. El organismo antimonopolio estadounidense ya les dijo que sí, pero antes debe deshacerse de 22 redes regionales.

Es precisamente la compañía fundada por Rupert Murdoch quien está a la cabeza para hacerse de esas redes regionales de deportes. A eso quiere que se enfoque New Fox una vez que se cierre el trato con Disney.

Las redes regionales de deportes se han vuelto el objeto del deseo de Murdoch. The Wall Street Journal señala que generan 2 mil millones de dólares en ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Además, Forbes señala que los deportes son eventos que las audiencias todavía siguen en vivo, algo que podría aumentar si las apuestas deportivas terminan siendo legales en Estados Unidos.

Los obstáculos de Murdoch

Una de las redes regionales de deportes cuyo futuro no está claro es YES Network. Fuentes dijeron a The New York Post que los Yankees de Nueva York están en conversaciones para hacerse con ella.

Los Bombarderos del Bronx tienen derecho de pre compra después de que Fox se hicieran del 80% en 2014, y ellos se quedaran con el 20% restante. Pero su derecho preferencial se hacía efectivo si Fox vendía su participación, algo que está sucediendo.

Con este movimiento, los Yankees tratarán de hacerse del control total de YES Network,valorada en más de 4 mil millones de dólares. Aunque también haría perder interés en las 21 redes sobrantes que lo mismo podrían quedar en manos de Amazon que de Apple.

El órgano regulador tiene pocos días para decidir el futuro de las 22 redes deportivas regionales.