La reconstrucción de Cultura Colectiva, tras el escándalo de Cambridge Analytica

Cultura Colectiva ya no es el que llegó a ser. Su estrategia ya no pasa por tener millones de visitas con videos cortos acompañados de subtítulos. Su presencia ya no es novedad. Se ha convertido en un legacy media digital, como me gusta llamar a los medios que emergieron en el ecosistema desde hace años y que ahora experimentan nuevos desafíos para poder mantenerse.

Sobre esa evolución, sobre esa reacción ante la adversidad que representó el escándalo de Cambridge Analytica y la consiguiente cancelación de ventas, sobre el modo en que han debido reconstruir su negocio, y sobre el replanteamiento en el tipo de liderazgos al interior de la empresa, platica conmigo Jorge del Villar, Chief Content Officer y cofundador de Cultura Colectiva.

Cultura Colectiva en contexto

-Jorge reconoce que el 2019 puso a Cultura Colectiva en estado de crisis: en cuestión de semanas fueron señalados de haber almacenado más de 540 millones de datos de sus usuarios en un servidor de Amazon con acceso público y fueron señalados por por el modo en que habían manejado la violencia de género al interior de la compañía, lo que representó la cancelación de campañas, una investigación por parte de las autoridades mexicanas y un daño a su imagen

-Dos años antes, cuando Cultura Colectiva y otros medios que habían emergido en el boom de Facebook como generador de tráfico y reproducciones presentaban métricas extraordinarias, el fondo de inversión Dalus Capital inyectó 72.4 millones de pesos para situarlo en una valuación de 482 millones de pesos

-Pese a esas dificultades, Cultura Colectiva es hoy la séptima marca nativa digital en México con 3.5 millones de usuarios únicos y la segunda con más alcance en redes sociales con más de 26 millones de personas impactadas.

Así replanteó su negocio

-Cultura Colectiva se subió a la tendencia de crear su propia agencia para poder llevar sus conocimientos creativos, de storytelling y de medición a las marcas, lo que ha derivado en el desarrollo de una nueva avenida de monetización

-De momento, según me comparte Jorge, la venta directa sigue siendo su principal fuente de ingresos, aunque menciona que entre el 20 y el 25% ya se produce de forma programática, mientras que un porcentaje menor se genera a través de los servicios de agencia

-Entre sus apuestas a futuro se encuentra la realización de producciones en audio y video para plataformas de terceros y Tegger, criptomoneda que incentiva a los usuarios a compartir sus datos de consumo en sitios a cambio de recibir beneficios en distintos establecimientos.