La WWE derrotó a la NFL

A Vince Mcmahon le gustan los golpes. Sus actuaciones como Mr. Mcmahon lo delatan, pero también su astucia para colocar a la WWE y a él, mismo, aún a sus 72 años, como un gran referente del deporte-espectáculo en Estados Unidos.

Fue una semana de ensueño para la WWE. Con el Royal Rumble del domingo 28 de enero superó al Pro Bowl de la NFL en menciones en Twitter. Y además, con 4.5 millones de espectadores, firmó su mejor rating desde 2015.

Mcmahon usó una llave maestra para lograrlo. Anunció la llegada de Ronda Rousey, una de las tres deportistas que más dinero recibió en 2016, a la WWE, lo que detonó la atención de los aficionados y provocó admiración por la estrategia usada para evitar que se filtrara su presencia en el Royal Rumble.

El negocio de llevar a Rousey lo explotó desde los primeros minutos, cuando una playera con la leyenda “Hot Ronda”, inspirada en la admiración que Rousey siente por “Rowdy” Pipper, fue puesta a la venta en su tienda en línea.

Mcmahon, que ganó 15 millones de dólares en cinco días gracias a que las acciones de WWE alcanzaron un máximo histórico, no sólo compite por la atención de la NFL, también quiere ganarle en su propia cancha con el relanzamiento de laXFL.

XFL, LA OTRA LIGA DE FUTBOL AMERICANO

Ya fracasó una vez, pero quiere volverlo a intentar. A diecisiete años del fracaso dela XFL, Vince Mcmahon decidió invertir cien millones de dólares de su propia bolsa para relanzar la liga, que verá el kickoff inicial en el 2020.

Se desconocen muchos detalles, pero por ahora anticipa que serán ocho equipos que jugarán diez partidos de temporada regular para después enfrentar a los mejor clasificados en dos fases de playoffs durante la primavera, cuando tantola NFL como el futbol colegial están en receso.

El optimismo de Mcmahon en que la historia de la XFL será distinta esta vez se fundamenta en las nuevas alternativas de streaming, que podrían interesarse por adquirir los derechos de la XFL a un buen costo, en la posibilidad de ofrecer herramientas de interacción a los usuarios y en la capacidad de revolucionar el storytelling de una transmisión deportiva.

¿Podrá la XFL ser la nueva NFL? A sus 72 años, Mcmahon piensa que sí…