Los artículos inteligentes de The Guardian y el recuerdo de Circa

Circa no existió en vano. Aunque su experimento de fragmentar las historias en átomos acabó como un fracaso en términos de negocio, el laboratorio de innovación de The Guardian ha adoptado las premisas del fallido proyecto para desarrollar sus “smarticles”.

Desde octubre, The Guardian lanzó los primeros experimentos al respecto. Todo parte de la idea de entender el consumo del usuario para entregarle la información según sus necesidades. Es decir, que a través de los smarticles, The Guardian determina en qué fase de conocimiento sobre una historia particular, con actualizaciones constantes, se encuentra el usuario.

Los artículos inteligentes funcionan con historias que tienen una continuidad. Por ejemplo, si se inicia una investigación contra un funcionario del gobierno, es previsible que se presenten una serie de novedades con el paso del tiempo. Ante esto, The Guardian entiende que habrá gente que se irá actualizando al momento, por lo que no necesariamente querrá pasar por la información básica, que ya conoce, pero también que habrá usuarios que darán seguimiento al caso días o semanas después de que éste haya explotado. Para estos últimos, The Guardian presenta los datos esenciales para entender la historia, mientras que al resto lo va actualizando a través de suscripciones que se detonan ante una oleada de actualizaciones o bien ante una actualización tan significativa que valga la pena hacérsela llegar al usuario.

Hasta la fecha, The Guardian ha probado los smarticles con tres tópicos distintos. Trump y su disputa con la viuda de un soldado, las acusaciones de acoso sexual contra Roy Moore y la victoria republicana en materia de impuestos en Estados Unidos.

LOS SMARTICLES GUSTAN MÁS QUE LOS ARTÍCULOS TRADICIONALES

Para cada experimento, el laboratorio de The Guardian habilita encuestas a los usuarios. En este caso, un 92% aseguró que encontró los smarticles tan útiles o incluso más útiles que el consumo tradicional.

Un 69% contestó que le gustaría recibir más contenido en este formato, lo que representa concentrar lo que habitualmente se consumiría en una serie de artículos en una sola página. A su vez, un 63% dijo estar satisfecho con lo que encontraba cada que entraba a una página contada en el formato de smarticles.

Y otro punto medular, un 77% consideró que ver sólo aquello que era nuevo para ellos era muy útil, por representar un ahorro de tiempo para ellos.

Axios también comparte este tipo de premisas. La descripción que ofrece sobre sus contenidos antes de ir a la versión extendida representa un gran detonante para que el usuario cuente con la información suficiente para decidir si sigue adelante o si prefiere quedarse sólo con los elementos básicos de la historia.