Los medios de Ibai

O cómo un streamer se hizo portada en todos los medios deportivos

Storybakers:

Quiero compartirles un episodio especial de The Coffee con Brian Morrisey, ex presidente de Digiday y hoy emprendedor de The Rebooting, newsletter especializado en el análisis de la industria de los medios de comunicación.

Brian me comparte qué aprendió durante sus años en Digiday, por qué coincide con la visión de Mark Stenberg respecto a que los newsletters son el nuevo Minimum Viable Product de los medios y por qué es escéptico respecto a las posibilidades de Twitter de vencer a Clubhouse y a Substack.

Ir al podcast con Brian Morrisey


A veces los hechos se dimensionan cuando se analizan en retrospectiva. Y si bien llevamos semanas hablando del boom de Twitch en lo general y de Ibai en lo particular como la voz que ha logrado salirse del mundo gamer para colarse en la escena mainstream, será en los recuentos del 2021 y en los próximos libros en torno a medios de comunicación cuando daremos dimensión a lo que ha ocurrido con la plática extensa, exclusiva e íntima que ha tenido con Piqué.

Fue histórica porque representó tener sin límite de tiempo a uno de los futbolistas más populares del mundo. Fue también histórica porque representó que un entertainer de 25 años se convirtiera en el generador de una de las noticias principales para los medios deportivos a nivel internacional. Fue histórica porque a estas alturas, y aunque la televisión convencional sí que encontrará su lugar en el ecosistema de medios, como siempre lo han encontrado otros formatos y plataformas que en su momento parecieran llamados a la obsolescencia, ha quedado demostrado que con formatos como el de Ibai, Twitch acabará marcando la agenda de los medios, como ya lo ha hecho en días recientes.

La transmisión de Ibai con Piqué alcanzó cerca de 250 mil espectadores concurrentes, lo que si bien no representa la cifra más alta de Ibai ni se acerca a los 2.4 millones de espectadores alcanzados por The Grefg, sí muestra el poder de Ibai como entertainer. “Charlando Tranquilamente”, promete reunir a entre 30 y 40 personajes de alto calibre que serán entrevistados por Ibai.


¿Qué hace a Twitch tan poderoso para conquistar a los medios?

En próximos días les compartiré mi plática completa con Ignacio Estanga, Director de Content & Partnerships de Twitch Latinoamérica, mientras tanto quiero extraer algunos puntos de dicha conversación para cazarlos con el boom generado por el propio Ibai e incluso por Alexandria Ocasio-Cortez

-Long-long format: cuando le hago una pregunta semejante a Ignacio, él me responde que la magia de un formato que como mínimo, de acuerdo a las mejores prácticas de Twitch, debe ser de dos horas, es que ante duraciones tan prolongadas de una transmisión resulta natural que se generen momentos relajados entre entrevistador y entrevistado, pues si bien pueden traer una idea sobre hacia dónde irá la plática, llegarán los momentos de improvisación en que la audiencia disfrutará aún más por estar viendo a dos personajes de su interés al natural.

-Informalidad: la informalidad implícita en un formato tan largo provoca que una conversación vaya y venga por espacios que a la televisión le suelen estar restringidos. Mientras que en la televisión los programas no pueden extenderse cuanto quieran ni pedir al show que va enseguida que esperen unos minutos para entrar al aire, en Twitch la única limitante es la voluntad de los participantes para decidir hasta dónde llevar la conversación.

No es, además, un espacio en el que las declaraciones se presten para sacar de contexto , ya que ese margen de maniobra provoca que cualquiera pueda pedir profundizar en lo que ha respondido para evitar las especulaciones y malas interpretaciones que se generan en el producto televisivo.

-De humano a humano: aunque lo ha dicho mucho más en broma que en serio, una comunicación tan extensa puede derivar con facilidad en roces o provocaciones como las que Ibai hizo respecto a derrotas humillantes del Barcelona. Lo curioso es que a parir de la naturaleza de la plática y de cómo se asume que Ibai es ante todo un entertainer, Piqué le permitió a Ibai comunicarse con él del modo en que nunca lo podría hacer un periodista deportivo. Hablaron de jugar padel en casa de Ibai, de si éste sería o no un buen padre, de si es o no el mejor streamer, es decir, se trató de una conversación de dos vías. De ida y vuelta. Con curiosidad por uno y por el otro.

Esa conversación se produce también con la audiencia. Ignacio atribuye a las funciones comunitarias de Twitch el principal diferenciador frente a la televisión en vivo, donde la audiencia no tiene más interacción que aspirar a que su tuit aparezca en pantalla.

Piqué e Ibai se convirtieron en fuente para los principales medios deportivos a nivel internacional. Hace unos días, Alexandria Ocasio-Cortez reunió a 300 mil espectadores para explicar el boom de las acciones de GameStop tras la compra masiva orquestada por miles de usuarios en un subforo de Reddit.


¿Por qué Twitch debe ser abrazado por los periodistas?

En vísperas del próximo lanzamiento de mi canal de Twitch (aún sigo configurando distintos detalles) le pedí a Ignacio que me ayudara a entender cuáles eran las oportunidades para el periodismo, y me respondió en resumidas cuentas, lo siguiente:

1) Posicionamiento personal: un periodista que se atreve a streamear en Twitch construirá una audiencia bajo un discurso “imperfecto”, lo que contrasta con la figura del presentador inmaculado que sabe a cada segundo qué decir y cómo comportarse.

Relajar la figura del periodista, desde la perspectiva de Estanga, resulta clave para modernizar la imagen que se tiene de quienes conducen shows informativos a través de la televisión.

2) Búsqueda conjunta de información: la realización de coberturas especiales a través de un stream en Twitch, por su naturaleza prolongada, habilita que el periodista reconozca que no lo sabe todo y que además de realizar búsquedas en vivo de información o detalles que desconoce o que quiere corroborar, está en condiciones de acudir a su audiencia para que ésta resuelva la duda que tenga el periodista, es decir, se consolida un modelo de comunicación horizontal, de tú a tú, donde el streamer tiene sus fortalezas, pero también debilidades que pueden ser complementadas por el expertise de sus espectadores.

3) Monetización para periodismo hard: durante mi charla con Ignacio me puse a reflexionar sobre lo útil que resulta el modelo de monetización de Twitch para efectos de hacer sustentable la realización de coberturas en torno a historias hard que por la vía publicitaria son difíciles de sustentar.

Al día de hoy se asume, sobre todo en los mercados latinoamericanos, que el periodismo de investigación, de denuncia, solo podrá subsistir a partir del apoyo de organismos internacionales, pero el contacto directo del periodista con su audiencia a través de Twitch representa una valiosa oportunidad para pensar en que la audiencia se convierta en pieza clave para que dicho comunicador tenga oportunidad de hacer su trabajo respecto a esos temas hard.

Si tienen sugerencias sobre lo que les gustaría ver en mi próximo canal de Twitch, por favor hagánmelas llegar.