Los shares han caído 50% desde el 2015 y no, no sólo es culpa de Facebook

El algoritmo de Facebook no es el culpable. Al menos no del todo. Un análisis desarrollado por BuzzSomo, empresa de análisis de datos, arroja que la caída de shares ha ido ocurriendo desde 2015 y que las causas no siempre han estado sujetas a los deseos de Mark Zuckerberg.

Tras analizar 100 millones de artículos en distintas redes sociales, el reporte concluye que un 50% del contenido alcanzó cuatro shares, la mitad de lo que los posteos registraban en 2015.

Si la cifra base es preocupante, es aún más dramático leer que sólo un 10% alcanza los 62 shares, un 5% los 343 shares y apenas un 1% llega a los 2,408 shares.

Entre las principales causas, además de los cambios al algoritmo en FB, se encuentra la saturación de contenido. Cada vez hay más artículos sobre los temas populares, lo que lleva a que el efecto se diluya entre todos los competidores.

Como segunda causa aparece la que es la nueva atención de publishers y marcas, el boom del contenido compartido en mensajeros privados como WhatsApp, Telegram y Facebook Messenger. La gente hoy prefiere compartir contenido en grupos cerrados o a una persona específica que hacerlo con toda su red de contactos.

El declive, aunque masivo, no ha ocurrido para todos. Sitios especializados como Harvard Business Review, que tuvo siete de sus artículos más compartidos en el 2017, y The Economista, que registró sus dos artículos más compartidos, dan muestra de que el periodismo de calidad está siendo más valorado por la gente.

En resumen, los publishers deben apostar por contenido único y que evite el clickbait.

MIENTRAS TANTO, LITTLE THINGS MUERE VÍCTIMA DEL ALGORITMO

Doce millones de seguidores en Facebook pueden no significar nada. Little Things sirve como muestra al anunciar su cierre tras ver derrumbado su alcance en un 75% tras la decisión de FB de priorizar el contenido compartido por amigos y familiares.

A través de un texto publicado en el hoy extinto Little Things, Maia McCann, editora en jefe explicó cómo fue que logró generar un modelo que garantizara viralidad, pero que nunca se preparó para las modificaciones al algoritmo, que llevó a Little Things a pasar de 58 millones de visitas en mayo a 40, de acuerdo a Comscore.

Aunque Facebook nunca ha querido aceptar responsabilidad sobre el destino de los medios, y entendiendo que Little Things nunca debió ser tan dependiente de una sola plataforma, la relación entre ambos llegó a ser tal que un 75% los alcanzaba gracias a FB Live, movimiento hecho por Little Things a partir de la insistencia de Facebook en que sería una tendencia.

En el comunicado oficial, Little Things culpó a Facebook de su cierre. En noviembre, según apunta, tenían una serie de ofertas para ser adquirido, pero el cambio en el algoritmo terminó hundiendo sus posibilidades de garantizarse vida para los próximos años.