Mexico.com, el nuevo damnificado de la crisis de medios

Resultó demasiado bueno para ser cierto. Si un medio se manejaba con presupuestos contrarios a los de la industria en tiempos de crisis, era Mexico.com. Todo eso se acabó. A nueve meses de su creación sufre como todos los demás.

Pese a haber nacido con la intención de convertirse en uno de los sitios de información más relevantes de México a través de estrategias agresivas como la adquisición de todos los dominios relacionados a los estados de la republica mexicana (mexico.com, nuevoleon.com, tamaulipas.com, queretaro.com…) y la atracción de talento que hasta entonces era parte de los más reconocidos nativos digitales, como Nación321 y Animal Político, los problemas económicos han puesto freno de mano al plan de vuelo que desde mayo de 2018 había trazado Mael Vallejo como director editorial del proyecto.

El propio Mael, a través de un mensaje en redes sociales, anunció su salida “ante la deuda económica y los compromisos incumplidos por parte de la empresa”, que en su caso alcanzó saldos pendientes de dos meses y medio y el incumplimiento en el pago de aguinaldo.

En lo que respecta al resto de la plantilla de mexico.com, que consta de alrededor de 40 personas, se sabe que las quincenas presentan atrasos, pero se terminan pagando, por lo que la operación del portal aún no corre peligro.

La crisis llegó antes de tiempo a mexico.com

La intención original de mexico.com, que mantiene una amplia colaboración con Ignacio Escolar, creador de eldiario.es, era aprovechar el poder de los dominios en su poder para convertirse en una fuente de información que atendiera tanto temas de interés nacional como local, todo con el objetivo final de replicar el modelo de éxito de Escolar en España.

Hace unas semanas en The Coffee, Mael me platicaba cómo estaban fincando las bases para llegar a ese ideal en el que los usuarios terminaran pagando por contenido, rubro en el que el periodismo hiperlocal jugaría un rol determinante. El caso de eldiario.es era su principal inspiración por la capacidad mostrada para hacerse de socios, como lo demuestra el hecho de que en septiembre de 2018, justo en el marco de la celebración de su sexto aniversario, anunciara un crecimiento semestral del 76% para alcanzar más de treinta y dos mil 700 socios, cantidad suficiente para que los suscriptores representen la mayor parte de ingresos y sean parte fundamental del superávit de más de 500 mil euros registrado por eldiario.es durante el primer semestre del 2018.

Pese a tener solo una historia de 9 meses, mexico.com se ha hecho de un lugar en la industria de medios digitales. Desde sus inicios se propuso encontrar el equilibrio entre el contenido soft y el periodismo duro, que lo llevó a destapar investigaciones tan recordadas como la del acoso perpetrado por maestros en escuelas preparatorias de México.

La salida de Mael no marca, por ahora, algún anuncio adicional respecto al futuro de mexico.com. En su lugar queda Pablo León, quien desde el lanzamiento del portal fungía como Subdirector Editorial.

Los problemas económicos de mexico.com no son un caso aislado en la industria de medios en México. A lo largo de los últimos meses, Grupo Imagen, Televisa, Grupo Radio Centro, Cultura Colectiva, y el diario Provincia, que despidió a cerca de 200 personas con el cierre de su edición impresa, se han visto forzados a realizar un adelgazamiento en sus operaciones. También con fecha reciente InStyle, propiedad de Grupo Expansión, dejó de publicarse.

Como consuelo que de poco sirve, la crisis es universal. A menos de dos meses haber comenzado el 2019 más de 2 mil 200 personas han perdido su trabajo en publishers estadounidenses.

Disclaimer: el autor de este newsletter publica una columna semanal en mexico.com