Mic se desploma. Busca inversionista que lo salve de la quiebra

La industria de medios está tan golpeada que incluso los que son tomados como inspiración acaban en riesgo de morir. Así le está pasando a Mic, que pese a ser uno de los grandes referentes del periodismo para audiencias millennials, busca con urgencia algún inversionista que impida el cierre de operaciones.

Mic, junto con Buzzfeed y Vox, representaron una nueva generación de medios. En su momento alcanzó tal éxito que tuvo el empuje para levantar 60 millones de dólares en siete rondas, lo que lo llevó a alcanzar una valuación por arriba de los 100 millones de dólares en 2015, cuando no sólo destacaron por su capacidad para atraer inversionistas, sino también por haber sido uno de los dos medios considerados para entrevistar en exclusiva al entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama.

Tras su creación en 2011, Mic vivió bajo los beneficios de la era en que Facebook garantizaba alcance y visibilidad a los medios, con lo que presumían 34 millones de views en seis meses durante el 2015 e ingresos hasta por diez millones de dólares anuales.

En esos años de éxito, y con Twitter buscando la llave para mantenerse vigente, Mic se permitió rechazar una oferta de adquisición por parte de Twitter. Tres años después, con la última ronda de financiamiento realizada en 2017, Mic corre el riesgo de morir

El cierre, una posibilidad que se analiza en el board de Mic

El problema no es conseguir inversionistas, sino que la cantidad que estén dispuestos a dar sea suficiente para que los accionistas recuperen su inversión.

De acuerdo a información del Columbia Journalism Review, las ventas de Mic se han quedado estancadas en los 14 millones de dólares anuales, por lo que aún consiguiendo una inversión de cinco veces ventas no se estaría dando ese gran negocio que Jake Horowitz y Chris Altchek sí que tuvieron en mente cuando los grandes medios escribían notas sobre cómo un par de millennials re configuraban el modo de atrapar a las audiencias.

Que el Wall Street Journal informe sobre un par de juntas de consejo en que se exploró la posibilidad de cerrar Mic no sorprende, aunque el propio Altchek haya tuiteado que la posibilidad de apagar Mic es “categóricamente falsa”. Meses atrás, en abril de este año, Digiday evidenció que el tráfico de Mic había caído hasta un 60%, producto de los cambios al algoritmo realizados por Facebook para incentivar las interacciones significativas entre amigos y familiares.

El de Mic no es más que un episodio más de la serie de noticias desafortunadas para medios, que va de los despidos en Buzzfeed y Vice a la insípida venta de Mashable por 50 millones de dólares.