Monarca: La serie llega a Netflix con la visión y prestigio de Salma Hayek.

Netflix lo tiene claro: No puede vivir de contenidos de terceros y por ello necesita sus propias historias originales y de calidad. Los 100 millones de dólares por la licencia de “Friends” y los próximos lanzamientos de Disney+ y Apple TV+ amenazan su imperio de 151 millones de usuarios en 190 países.

Su apuesta por contenido original no es nada económica. Tan solo para 2019 asignó 15 mil millones de dólares a ese cometido (25% más respecto a 2018). México es uno de sus mercados clave para lograrlo, tal como lo demostró “Club de cuervos”, la primera serie original en español de la plataforma, y su acuerdo exclusivo con Manolo Caro.

Actores conocidos, productores de prestigio y el alcance de Netflix parece ser la fórmula que están patentando. Uno de los proyectos mexicanos para este año es “Monarca”, una producción de las empresas Ventanarosa, Lemon Studios y Stearns Castle. La primera, Ventanarosa, es la productora de Salma Hayek y gracias a la cual funge como productora ejecutiva junto a Diego Gutiérrez, el también creador de la misma.

"Me siento extremadamente emocionada de asociarme con Netflix y de trabajar con increíble talento mexicano frente y detrás de cámaras. Estamos muy orgullosos de mostrar a México como una nación vibrante, sofisticada y rica culturalmente, que lucha para controlar su propio destino", afirmó Hayek en un comunicado en julio de 2018. Hace unos días durante su visita a México para promocionar el estreno, afirmó que realmente estaba pensada originalmente para realizarse en una cadena televisiva de Estados Unidos, “sin embargo al final no llegó a entrar al aire. Y después, gracias a la apertura de Netflix, la trajimos. Y fue para nosotros todavía mejor, porque podíamos enfocar a esta familia solamente en México”; así que Netflix se está convirtiendo en una ventana cuando no hay apoyo de los medios convencionales.

https://youtu.be/cbOmRtbISi0

Ambientada en el poderoso mundo de los multimillonarios mexicanos, Monarca es una saga familiar multigeneracional acerca de un imperio empresarial mexicano nacido del tequila, y la batalla que se produce cuando un pariente decide ir en contra del sucio sistema que su familia ayudó a crear. Por si no había quedada clara la fórmula, protagonizan Irene Azuela (Quemar las naves, El hotel de los secretos) y Juan Manuel Bernal (Capadocia, Obediencia perfecta). La primera temporada consta de 10 capítulos y ya están disponibles.

Hayek: Viviendo lo mejor de dos mundos.

Salma Hayek tiene una reconocida trayectoria como actriz; desde sus inicios en Televisa con “Teresa” hasta protagonizar “Frida”, película gracias a la que estuvo nominada al Oscar como “mejor actriz”. Si bien ese aspecto de su carrera todavía es muy importante (será parte de “The Eternals” en Disney+ para 2020), también se ha enfocado en el aspecto empresarial.

No es algo nuevo ver a la veracruzana en aspectos de negocios; lo ha hecho desde 1995. Y ahora cuenta también con el apoyo y asesoría de su esposo François-Henri Pinault, CEO de Kering SA que tiene participación en empresas como Volcom y Puma, y que ostenta el puesto #23 del listado Bloomberg Billionaires Index.

“Monarca” es su nueva aventura tras las cámaras y al menos ha comenzado con buenas opciones por parte de la crítica.

Netflix quiere aún más con México.

Por presupuesto no se detendrán en Netflix. En un evento reciente de la Fundación Telmex Telcel, el principal de la plataforma declaró que tienen grandes ambiciones para el mercado mexicano.

Reed Hastings, CEO de Netflix, dijo que para 2020 tienen estimado invertir unos 200 millones de dólares en 50 series y películas que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo.

Comentó que buscan desarrollar contenido que pueda captar la atención de su audiencia global pero que al mismo tiempo tengan conexión con su audiencia local en México. De la mano de esa meta anunciaron hace unos meses la apertura de sus oficinas en el país. Ya veremos cuáles son los resultados.