Ni el tema ni el formato, es el creador

O qué hay detrás de los 1.5 millones de espectadores concurrentes de ibai en una función de box amateur

Storybakers:

Primero, el contexto: Ibai Llanos ha vuelto a reventar paradigmas al alcanzar 1.5 millones de espectadores concurrentes mientras streameaba “La Velada del Año”, una función de box que enfrentó a seis streamers/youtubers en tres peleas que además presentó una serie de conciertos entre cada una de ellas.

La transmisión en Twitch es ya la segunda con mayor audiencia en la historia, solo superada por TheGrefg, quien alcanzara 2.4 millones de viewers al presentar su skin de Fortnite a comienzos de año, lo que significa que España hace el 1-2 en Twitch a nivel mundial.

La parrilla, además de invitados especiales, todos ellos con grandes audiencias, presentó las peleas entre Future y Torete, quien contó con el apoyo del ex boxeador Sergio “Maravilla” Martínez desde su esquina; Mister Jager contra ByViruzz; y Reven contra ElMillor, pelea estelar que fue en la que se alcanzaron los 1.5 millones de viewers.


Números oficiales de “La Velada del Año”

Pico máximo: 1544.829 espectadores simultáneos
Media: 1.074.653 espectadores durante más de tres horas
Visualizaciones en directo en Twitch: 20.374.454
Minutos vistos: 293 millones
Espectadores únicos: 3.774.575
El evento deportivo más visto en la historia de Twitch
Fuente: Webedia


A continuación algunos hechos y aprendizajes que extraigo del evento en sí mismo

-No importa el tema, importa la persona: el anterior récord de Ibai nada tuvo que ver con box amateur. Fue durante las campanadas de año nuevo cuando alcanzó 550 mil espectadores concurrentes, derrotando así la audiencia que en ese momento alcanzaban las televisoras españoles para las que la despedida del año viejo es una tradición.

De él también se ha hablado de sus narraciones de La Liga y de sus entrevistas con futbolistas del nivel de Piqué y el Kun Agüero. El video en el que da un recorrido por su nueva mansión alcanzó 7 millones de reproducciones en YouTube. Un documental de 40 minutos de su vida presentado por Domino’s Pizza supera los 3.6 millones de views. Cuando decidió organizar su propio concepto de primeras citas para encontrar pareja generó 3.4 millones de reproducciones, seguidas de 1.9 millones de views cuando montó un programa de citas en su mansión.

Ibai puede hablar y hacer contenido de lo que quiera y termina funcionando. Y hasta acá podrá decirse que solo Ibai, pero reconozcamos que la tendencia también encuentra otro tipo de manifestaciones.

En México, Yordi Rosado, figura televisiva que ha migrado a digital para tener un canal con 1.2 millones de espectadores, no solo ha dado un giro a su carrera tras ser conductor de programas de comedia y ahora tener un canal en el que realiza entrevistas a profundidad con los personajes más conocidos de la vida pública del país, sino también es autor de una serie de libros que van sobre adolescencia, consejos para padres, motivación personal y hasta un libro en el que explica a las quinceañeras cómo vivir ese momento de sus vidas.

En el mundo de los streams de habla hispana, Nicolás Copano, a quien entrevisté recientemente para mi podcast, lo mismo prueba Tropico 6, un videojuego de construcción, administración y simulación política, que organiza el #VotaPalooza2021 con una transmisión de. 48 horas en Twitch para seguir las elecciones chilenas.

Nanísimo, periodista y streamer español del que ya les he hablado en anteriores envíos, elige las temáticas que a él le interesan y oscila entre su visión sobre los metaversos, el análisis de lo que significaría que Warner optara por un Superman negro y la política en Estados Unidos, que es la temática central de su actividad para Newtral y por cuenta propia.

El tamaño y naturaleza de las audiencias que alcanzan cada uno de ellos es distinta, pero no el fondo: se trata de una comunidad que ha decidido seguir a la persona más allá de un área específica de especialización.

Y quiero que acá pensemos en cómo ha cambiado la vida. Antes las personas básicamente hablaban de su estado civil y de la profesión que habían abrazado para toda su vida. Para las pláticas informales no había más alcance que los amigos cercanos y las pasiones, salvo los entretenimientos comunes como el futbol, el cine, el teatro o la fiesta, eran en términos generales bastante homogéneas.

Eso no va más. La gente hoy, y por tanto los creadores, no son unidimensionales, no tienen que ceñirse a un tema. Y aplica para storytellers de cualquier tipo. Si tienes una audiencia que te siga, querrá conversar contigo, ya sea porque confía en ti, porque le gusta cómo lo cuentas o porque a partir de un punto de encuentro, que puede ser un tópico particular, se van desgranando nuevas áreas de encuentro.

Entre el creador y su comunidad hay una conversación recurrente. Es natural que ese intercambio constante viaje a donde sea que se les ocurra, como siempre ha ocurrido en interacciones prolongadas, pero es que antes el contacto entre un creador y su audiencia estaba limitado a los tiempos de radio y tv.

-Tampoco es el formato, es el creador: convengamos en que el concepto de creador de contenido es la evolución práctica del storyteller. Si nunca asumimos que todos, aunque de manera natural lo seamos, éramos contadores de historias, sí que hemos de ir asumiendo que todos terminaremos siendo creadores de contenido, como lo expliqué en el envío de ayer.

Y para serlo en toda la extensión hemos de prepararnos para ser capaces de generar contenidos en cualquier tipo de formato, pues la audiencia no limitará su consumo sobre un tema a una plataforma. Sí, seguro tendrá preferencias, pero no estará cerrada a consumir aquello que le interesa solo porque el creador o el medio al que sigue no esté en ese ecosistema.

A los creadores hoy se les suele catalogar por la categoría en la que alcanzaron grandes audiencias. Así, están los que se consideran youtubers, los que son podcasters y los que son tuiteros , tiktokers, o instagrammers de éxito, pero la propia definición termina siendo cada vez menos precisa dado que el formato y la plataforma no representarán ni el negocio completo de un creador ni delimitarán su área de influencia.

El que es youtuber puede terminar teniendo más audiencia en Tik Tok o en Instagram, ¿tendría entonces que cambiar la definición que hace de sí mismo? El mexicano Chumel Torres, por ejemplo, ¿es un youtuber o es conductor de radio? Lo digo porque resulta que su programa es el segundo noticiero más escuchado escuchado de México, de acuerdo a INRA:

Sostiene Rameez Tase, CEO y fundador de Antenna y ex VP de Growth en Axios, que los próximos medios no se definirán por el formato sino por los intereses y características de una audiencia. Pone como ejemplo Netflix y su interés por pisar aún con fuerza en el terreno de los videojuegos.

Menciona como factores clave para esa reinterpretación de los medios y creadores el desarrollo de tecnologías que hacen cada vez más sencillo que cualquiera pueda incorporar un nuevo formato a su oferta. Y comenta, con acierto, que será el desarrollo de franquicias (productos diferenciados) el que terminará destacando. Para ponerlo muy claro: no es lo mismo una nota que dice lo mismo que millones que un newsletter firmado por un autor, con una temática específica en un tiempo determinado.

El formato no será suficiente ni para satisfacer a una audiencia ni para el negocio. Si el creador y el medio entienden a su audiencia, habrán de buscar cautivarla donde sea que se encuentre y del modo en que esa audiencia lo demande.

Youtubers, podcasters, tiktokers… No importa cómo se llamen así mismos, todos o terminarán siendo multiformato o acabarán siendo olvidados porque esas audiencias tarde o temprano migrarán a nuevas plataformas, lo que habilita la entrada a nuevos competidores en el nicho que ha sido cubierto por un creador o medio.

Si lo pensamos, ni siquiera existe la certeza de que de aquí a 30 años siga existiendo YouTube o Tik Tok tal como los conocemos.

-Ibai también roba como un artista: Ni siquiera Ibai es cien por ciento original. El show que ha montado con “La Velada del Año” encuentra muchas semejanzas con Triller Fight Club, que teniendo a Snoop Dogg como socio y responsable de los conciertos e invitados especiales, ha fundamentado su propuesta en organizar peleas de box que puedan ser atractivas para cualquier tipo de aficionado al box, sobre todo los casuales, provocando enfrentamientos entre youtubers y deportistas retirados, entre los que se encuentran el propio Mike Tyson.

El éxito ahí, como en la función organizada por Ibai, ha sido extraordinario: la pelea de Mike Tyson frente a Roy Jones, que tuvo como previo el combate entre Jake Paul y el ex basquetbolista Nate Robinson, alcanzó 1.6 millones de personas que pagaron por poder ver el evento y se convirtió en la séptima pelea de mayor impacto en la historia del PPV.

Si nos vamos a compararlo con medios de comunicación, lo que ha hecho Ibai encuentra paralelismo con la estrategia de Barstool Sports, que se ha acreditado como promotor de peleas en distintas entidades de Estados Unidos para organizar peleas de box amateur que además de representarle ingresos por el evento y venta de merchandising, ofrecen a través de pago por evento. Aquí el sitio de Rough and Rowdy


Si quieres recibir insights, análisis e información exclusiva sobre La Creator Economy, súmate a nuestro grupo en Telegram, donde enviamos briefings diarios con toda la información que necesitas.