Periodistas, ¿responsables del negocio?

Además: reflexiones a un año de Clubhouse, el primer escándalo de Substack y los líderes de audiencia en España

Storybakers:

Como ya es costumbre, el día de hoy traemos nuestro media briefing con las claves y pistas a seguir para entender el estado actual de industria de los medios a nivel mundial. Como les comentamos en días pasados, vienen cambios para este newsletter a partir de la próxima implementación del programa de suscripciones y aunque los fríos números nos indican que les está gustando que intercalemos ensayos con la cheat sheet de temas de la industria, es importante conocer qué más buscan en nuestros envíos, por lo que les dejamos abierta la opción a comentarios:

Leave a comment

Recuerda seguirnos en Twitter y LinkedIn.


¿Por qué debes convertirte en un creador de compañía?

Para mantenerme activo en Medium, la que se suponía que iba a ser la auténtica plataforma para escritores y periodistas, he publicado una reflexión sobre la necesidad que como creadores de contenido tenemos de convertirnos en un hábito, de ser auténticos guías en medio de la infodemia.

Desde hace tiempo he pensado que un creador de contenidos ha de ser parte de ese gabinete personal (como el que arma el presidente de un país) que contribuye a la mejor toma de decisiones. Para tal efecto, he acuñado un término el de “creador de compañía”, ese que opera como un faro permanente para el lector, como el café de la mañana que siempre lo acompaña o como ese copiloto al que escucha mientras se enfrenta al tráfico.

Los invito a leer mi reflexión sobre los creadores de compañía y les dejo este meme sobre la triste realidad de Medium

Sé un creador de compañía


Es oficial que el estándar para medir el tráfico web en España dejará de ser Comscore, pero mientras tanto así los rankings de diarios españoles

Hace semanas, la oficina española de la IAB y la AMIC (la organización local sobre calidad de audiencias) decidieron que Comscore dejaría de ser el medidor oficial del tráfico web para los grandes sitios españoles, entrando así a una era donde GFK sería la nueva empresa responsable de medir e investigar los números detrás de la audiencia de los medios españoles.

La transición está pensada para culminar en un año, hasta Enero del 2022. Y se da en medio de un descontento público de Grupo PRISA, específicamente su área de noticias con El País al frente, respecto a la calidad de los datos analizados por Comscore y cómo se están difundiendo por sus competidores.

Así resume el descontento con Comscore una nota de PRNoticias:

El pasado mes de diciembre, Prisa era el primero en dar el paso y anunciar que rompía sus relaciones con Comscore. Otorgaba su labor a una consultora externa al considerar que el método utilizado por este medidor no ofrecía  una radiografía fidedigna. Prisa reprochaba una medición incompleta, orientada a dar prioridad a los términos cuantitativos, obviando los cualitativos.

De esta manera, Comscore otorga la misma relevancia a los lectores que consultan unos segundos una noticia que a aquellos que son habituales. La de Prisa, fue una decisión ejecutada también por Vocento el pasado mes de febrero.

El debate va de la mano con la polémica alrededor de que medios como La Vanguardia o El Mundo ocupen primeras posiciones y desplacen a El País (que en teoría debería tener mejor números al ser una marca más reconocida y con aterrizajes exitosos en América Latina) a media tabla.

Por lo pronto habrá quienes no dejen de difundir los números del momento, en el nativo digital El Español presumen que superan a los generalistas de tradición ABC y El País. Con datos de Comscore del último informe, por supuesto.

De año a año, El Español creció 19.8% su tráfico. Más información en Invertia.


El podcast aprende de la televisión: Aprovechando los feeds para presentar pilotos ocultos a la audiencia

¿Conoces el concepto de backdoor pilot? Es cuando se utiliza un episodio de una serie con relativo éxito para probar el potencial de un producto derivado e independiente.

Un ejemplo famoso fue cuando en Gilmore Girls se desvío un episodio completo de la trama principal para tratar de venderle a la cadena televisiva, sin levantar interés o éxito de la audiencia. En el extremo contrario está el cómo se aprovechó la fama de CSI y CSI: Miami para presentar con éxito el concepto de CSI: New York.

La costumbre ahora llega a los podcasts formalmente, luego de años de sólo aprovechar el feed de un programa exitoso para incluir episodios de shows afines. Es decir, el desarrollo comienza a darse creativamente y con modelo de negocios, dentro de la narrativa de un podcast establecido. Y es el caso de Vox Media.

'Unexplainable' es un podcast de Vox.com derivado de 'Today, Explained', que bebía un poco de los vídeos en YouTube de la marca (que a su vez comprobaron que el formato de explicadores funciona a tal grado que ya son una serie en Netflix). Fue así como el concepto de 'Unexplainable' fue un piloto oculto que se probó un episodio de 'Today, explained' e incluso el productor del nuevo show era colaborador del ya establecido.

Los números indicaron que existía un interés y se dio luz verde para su producción como un show independiente y en Vox Media no descartan que cada show nuevo pueda ser incubadora de producciones independientes.

En el mundo de YouTube hispanoamericano es común que figuras establecidas comiencen a investigar interés por temas fuera de los intereses regulares en su canal y así deriven en canales secundarios, o bien se impulse a una figura dentro del crew del vlogger para lanzarlo de manera independiente. Con el auge en español de los podcasts, no dudamos que la costumbre llegue a los creadores de audio.

(Y de hecho ya sucedió con Se Regalan Dudas, migrando a Dudas Media y lanzando un exitoso segundo podcast, Despertando).

#ParaEscuchar: Nuestra entrevista con Ashley Frangie, cofundadora de Se Regalan dudas y Dudas Media


En el Daily Telegraph planean dar incentivos a periodistas que se hagan responsables del modelo de negocios y logren suscripciones para el medio

Contrario a una tradición de años recientes en los medios, en el Daily Telegraph más bien está volviendo al origen y retomando una dinámica que no necesariamente es mala: volver al periodista co-responsable del modelo de negocios y otorgarle bonificaciones por sumar suscriptores pagos y/o tráfico obtenido.

¿Es ético? ¿Iniciará una oleada de dinámicas similares? Depende a que teórico de los medios consultes, pero no necesariamente es algo que daba influir en el periodismo o línea editorial de los creadores de contenido empleados por dicho medio. O más bien, en Story Baker pensamos que es una opción válida a explorar ya que la corresponsabilidad del periodista en el modelo de negocios no tiene que ir ligada a la afectación de sus responsabilidades editoriales.

En The Guardian consiguieron un correo interno entre la gerencia del Telegraph y periodistas, donde se habla de un sistema de ‘Stars’, que calificará los contenidos según su tráfico y si fueron un imán para suscripciones, lo que influiría en la paga de los reporteros y redactores.

El reporte indica que el staff del Telegraph se encuentra dividido mientras que la gerencia indica que es una medida experimental. Uno de los principales argumentos en contra sería que hay reporteros de temas naturalmente más atractivos y con más tráfico (como el COVID y la realeza), que tendría bono antes que generadores de contenido en áreas menos consultadas.

Opinión The Muffin: Aunque también, puede verse como una oportunidad para que los reporteros de cualquier área se esfuercen por enmarcar mejor sus contenidos y volverlos más atrayentes para el gran público (¿en colaboración con los editores o a pesar de los editores?)

Más detalles en la exclusiva de The Guardian


El reto de Clubhouse luego del primer año: sobrevivir a competidores mejor posicionados, resolver su problema de moderación y superar la pandemia

Clubhouse cumple ya su primer año (específicamente fue el jueves 18 de marzo), si bien el grueso de los usuarios en español se han integrado desde el mes de Enero, y en general la cobertura sobre la plataforma ha sido desde la oleada de invitaciones a inicios del 2021.

Algo que ha definido la breve carrera de Clubhouse es el descubrimiento de lo complicado que es moderar el audio ya que la cobertura temprana de la app siempre fue sobre a polémicas sobre la misma.

En Julio del 2020 y aún en beta privada, con los primeros 1500 usuarios, Clubhouse ya era una startup valuada en 100 millones de dólares, pero ya ganaba titulares alrededor de su ilusión de privacidad, exclusividad y los abusos que van con dichas condiciones.

Curiosamente sus principales celebridades fueron sus inversionistas y fundadores, comandados por Marc Andreessen y demás socios de la firma a16z, quienes probaron algo de fama y vieron potencial en la Creator Economy.

En un artículo para The Verge, Casey Newton exploró la historia complicada de los creadores de Clubhouse, quienes en al menos otras dos startups fallaron en implementar herramientas anti acoso y moderación.

Un momento pivotal para Clubhouse fue a finales de 2020, cuando una producción en vivo de 'El Rey León' con un elenco afroamericano llegó al límite de 5000 escuchas, que podría ser poca audiencia para niveles de Twitch o YouTube, pero la relevancia cultural de la app aumentó desde ese momento.

De cualquier modo, esa hazaña palideció cuando a inicios de 2021, Elon Musk llegó a la plataforma para dar una entrevista a un grupo de entusiastas de la tecnología (inversionistas, fundadores, VCs) ligados a Andreessen Horowitz. En Storybaker cubrimos ese momento como el día que se reafirmó que Silicon Valley no quiere al periodismo.

En los primeros días de Enero en Story Baker iniciamos el año con nuestro ejercicio #SBDaily y #NoticieroColectivo para explorar la plataforma y formar el primer Club de Periodistas en audio. Y la llegada de Clubhouse al mundillo de periodistas y creadores en español llegó oficialmente al mainstream con el tratamiento de un artículo en El País a finales de dicho mes.

A casi un año, la única amenaza real en el corto al concepto de drop-in-audio es Spaces de Twitter, que está en beta semipública y no tiene fecha concreta de lanzamiento, pero está enmarcada en una oleada de nuevos anuncios de monetización de la app. Facebook planea su clon de Clubhouse y Marc Cuban presentó una app que combina el audio en vivo con podcasts, por lo que el nicho comienza a llenarse.

¿Sobrevirá Clubhouse luego del declive del interés que tuvo a inicios de 2021?


La primera gran crisis de relaciones públicas en Substack: el dilema del platisher (plataformas que actúan como publishers pero se niegan a asumirlo)

Una rápida para cerrar: Substack tiene un problema de relaciones públicas nivel Clubhouse ya que fue un fiasco su gran anuncio sobre Substack Pro, un programa de apoyo a redactores y columnistas de alto perfil con incentivos económicos superiores a los de los medios convencionales.

¿La razón? Algunos de los beneficiados son escritores con posturas conservadores o cercanas a la derecha en EEUU, cosa que no pasó desapercibida por algunos críticos de medios en Twitter quienes se preguntaron si entonces las ganancias colectivas de creadores independientes (muchos partes de minorías o con posturas progresistas) estarían fondeando los grandes apoyos económicos a creadores de alto perfil.

Al final, los fundadores de Substack reafirmaron que la plataforma está pensada en creadores pequeños e independientes, mientras que los beneficios de Substack Pro -por el momento- no están fondeados con las ganancias que dejan los pequeños creadores.


The Muffin-to-go: Links para llevar