¿Por qué los creadores de contenido están molestos con el Tik Tok Creator Fund?

La luna de miel entre Tik Tok y los creadores de contenido empieza a terminarse. Si bien es la plataforma que mayores oportunidades de crecimiento ofrece ante la saturación de Instagram, Facebook y Twitter, el Tik Tok Creator Fund, su iniciativa para generar recursos a los creadores de contenido ha sido cuestionada por los propios creadores de contenido, quienes consideran que detrás de dicha iniciativa se están cometiendo diversas arbitrariedades.

¿DE QUÉ VA EL TIK TOK CREATOR FUND?

-Consiste en un apoyo de mil millones de dólares en 3 años para todos los creadores de contenido mayores de 18 años que superen determinado número de visitas a través de contenido original.

-El apoyo, que en cierto modo pretende evitarle a los creadores tener que concentrarse en generar recursos a través de su relación directa con agencias y anunciantes, recibió cuestionamientos en cuanto fue implementado, ya que, de acuerdo a creadores de contenido entrevistados por Wired, sus reproducciones bajaron de forma significativa.

-En España, El Confidencial también puso el dedo en la llaga al relatar la historia de un tik toker que pasó por algo semejante: una audiencia significativa antes de ser parte del Tik Tok Creator Fund, su incorporación al programa y su posterior declive en audiencia, como si la propia plataforma quisiera controlar los ingresos que puede percibir cada uno de los creadores de contenido. De acuerdo al mismo diario, varios creadores de contenido optaron por abandonar el programa para buscar monetizar por otras vías, pero con una distancia un tanto más controlada, al menos todo lo que se puede al estar en una plataforma social.

-Desde Wired critican que Tik Tok haya optado por un manejo más "romántico" o emprendedor que el que utiliza YouTube, donde se entiende mucho más que se trata de una oportunidad de negocio para los creadores de contenido que combinen la generación constante de audiencia con contenido original de forma recurrente.