Se prepara el lanzamiento de Vine 2.0

Vine se resiste a morir. Aunque Twitter se encargó de mandarlo al olvido cuatro años después de haberlo adquirido, Dom Hoffman, uno de los creadores de Vine, anunció oficialmente que prepara la resurrección de la plataforma bajo el nombre de Byte.

No dejó claros los motivos por los que planea volver tres años después de que desapareciera Vine, pero sí afirmó que la dinámica será muy semejante y que será en la primavera del 2019 cuando los usuarios puedan conocer Byte, que librará una batalla directa con plataformas como Tik Tok, que en septiembre fue la más descargada en Estados Unidos y que cuenta con más de 500 millones de usuarios activos al mes

El anuncio se realiza justo un año después de que el propio Hofmann hiciera público su interés por generar una plataforma que diera seguimiento a lo logrado con Vine. Que lleve por nombre Byte puede ser también un golpe directo a la propietaria de Tik Tok, Bytedance, que tiene una valuación de alrededor de 20 mil millones de dólares.

La de Byte no ha sido una historia fácil. A mediados de este año, Hofmann puso paños fríos a la comunidad que esperaba la realización de V2, como en un principio había calificado al Vine de nueva generación que estaba preparando. Las razones de la postergación, que al final no duró más que unos cuantos meses, fueron de financiamiento y logísticas.

Byte ya busca a las antiguas estrellas de Vine

Hofmann ya ha empezado a reclutar a creadores de contenido. Por ahora, el sitio de Byte no tiene más que una opción para dejar tu correo y recibir actualizaciones, así como una serie de alternativas para seguir a Byte en las distintas plataformas sociales.

Sin embargo, sí que ha habilitado una pestaña para creadores, en la que se solicita información sobre quién está aplicando y se pregunta si eras usuario de Vine, incluyendo el handle que usabas, con lo que se puede anticipar que Byte usará a muchos de los que un día fueron referentes de Vine como parte de su regreso.

Cada día que pase con Tik Tok posicionándose en la mente de los usuarios en Estados Unidos será un desafío mayor para Vine. Su ventaja en el mercado norteamericano será la fuerza de la marca en comparación a los problemas de identidad que pueda tener su competidor asiático, que justo por ese afán de internacionalización pasó de llamarse Douyin a Tik Tok.