Sony vende participación mayoritaria de Crackle a Chicken Soup for the Soul

Los cambios están llegando a los servicios multimedia en streaming. Hace apenas unos días fue el anuncio de Apple TV+ y ahora es mediante la plataforma de Sony.

Sony anunció que vendió una participación mayoritaria de Crackle a Chicken Soup for the Soul. Conocida como CSS Entertainment, administra servicios como Popcornflix y la famosa saga de libros.

Tras el anuncio, Sony ya no tiene injerencia alguna en el nuevo Crackle Plus, pero recibirá recibirá 4 millones de warrants de cinco años para comprar acciones ordinarias de Clase A de CSS Entertainment; según un informe de Variety.

Sony se hizo de Crackle en 2006 pero no ha podido tener mayor relevancia en el entorno actual con Netflix, Amazon y Hulu que están apostando a contenido original. Por eso desde 2018 estaban buscando un socio estratégico que les ayudara con la plataforma. Ahora, Sony contribuirá a la nueva empresa de sus activos en Estados Unidos, incluida la marca Crackle, la base de usuarios y el negocio de representantes de anuncios, según The Hollywood Reporter. También otorgará licencias para las películas y programas de televisión Crackle Plus de la biblioteca Sony Pictures Entertainment, así como también para la programación original de Crackle, como sus programas "Start Up" y "The Oath", por ejemplo.

Crackle Plus tendrá las seis redes con publicidad (incluyendo Popcornflix, Popcornflix Kids, Popcornflix Comedy, Frightpix, Espanolflix y Truli, además de su servicio de suscripción Pivotshare). Con ello, TechCrunch dice que se convertirá en una de las mayores plataformas de video a pedido con soporte publicitario en los Estados Unidos. Por ahora, las empresas tienen casi 10 millones de usuarios activos mensuales y 26 millones de usuarios registrados.

El nuevo servicio Crackle Plus tendrá acceso a más de 38 mil horas combinadas de programación, más de 90 asociaciones de contenido y más de 100 redes.