Spotify adquiere Gimlet y Anchor

Spotify va en serio por la industria del podcasting. A los esfuerzos ya conocidos por generar producciones originales para su plataforma se suma la adquisición estratégica de Gimlet y Anchor.

La compra de ambos funciona como una pinza para garantizar que Spotify ya no sea sólo la plataforma líder en materia musical, sino también el referente indiscutible en cualquier tipo de material en audio.

Por un lado, GImlet, por el que habria invertido 230 millones de dólares, entrega a Spotify una capacidad de producción que ya ha sido probada con shows como “Homecoming”, “StartUp” y “Reply All”.Gimlet, creado en 2014 por Alex Blumberg y Matt Lieber, no sólo aporta sus facultades para desarrollar contenido en audio, también incluye una agencia de publicidad y Gimlet Pictures, división que desarrolla películas y programas para televisión. Entre sus éxitos más sonados se encuentra el que Amazon comprara los derechos para adaptar “Homecoming” y convertirla en una serie protagonizada por Julia Roberts.

Por el otro, Anchor, fundado en 2015 por Michael Mignano y Nir Zicherman, aportará la tecnología para hospedar, crear y monetizar podcasts, con lo que Spotify termina de redondear su ataque por un mercado que hasta hace unos meses era dominado por Apple.

Spotify va por más creadores de podcasts

Las compras no han terminado para Spotify. Si bien la de Gimlet será la adquisición más sonada para efectos de producción de podcasts, Daniel Ek, su creador y CEO, anticipa que alcanzarán un gasto total de entre 400 y 500 millones de dólares para adquirir más empresas relacionadas a la industria del podcasting.

A tanto llega la certeza del camino que se ha trazado que asume el riesgo de registrar perdidas por entre 228 y 410 millones de dólares durante 2019 con tal de hacerse de activos que le permitan trazar un futuro en el que pretende llegar a 117 millones de suscriptores al término del año y tener un total de entre 245 y 265 millones de dólares de usuarios activos.

En el último cuarto del 2018, Spotify incrementó 30% sus ingresos al registrar 1,700 millones de dólares.