Spotify incrementa apuesta por podcasts en 2019

Con 200 millones de usuarios al mes en su plataforma, Spotify sigue dando pasos para conquistar el mercado de los podcasts. Entre sus planes se encuentra el uso de su tecnología para realizar mejores recomendaciones a partir de los gustos de los usuarios, rediseñar la interfaz de la app para que sea más sencillo encontrar podcasts y crecer su número de producciones originales.

Desde mediados del año pasado, Spotify empezó a vender sus propios anuncios en los distintos shows que tenía, entre sus distintos shows, como “Amy Schumer presents: 3 Girls, 1 Keith, “The Joe Budden Podcast” (dedicado al rap y al hip hop), “Dissect” y “Showstopper”. Para este 2019 se sumará “Unbothered”, conducido por el periodista Jemele Hill, que entrevistará a grandes figuras de los deportes, la música, la política y la cultura.

En México, Spotify presentó “El Chapo”, una coproducción con Vice News que aprovechó la coyuntura del juicio a Joaquín Guzmán Loera para contar su historia tanto en inglés como en español. Antes, en octubre del año pasado, realizó su primer podcast original en el país en conjunto con Rolling Stone y Cultura UNAM a través de “1968”, serie de 5 episodios relatando el triste recuerdo del movimiento estudiantil en 1968.

Como ha pasado con plataformas como Instagram y el propio YouTube que se benefició con la desaparición de Vine, Spotify contempla que licenciar en exclusiva podcasts realizados por influencers atraerá a una serie de comunidades que terminarán convirtiéndose en suscriptores.

Los podcasts incrementan tiempo de uso de la plataforma

Su agresiva estrategia para conquistar la industria del podcasting no es sólo un capricho para derrotar a Apple. De acuerdo a Courtney Holt, director de Spotify Studios, la gente que está consumiendo podcasts en Spotify también incrementa el tiempo general de uso de la aplicación, incluyendo música.

La pretensión de Spotify es que las distintas comunidades que se generan en torno a un podcast contribuyan a colocar más recomendaciones afines. Es decir, si Joe Budden tiene a miles de escuchas aficionados al rap y al hip hop, servirá como punta de lanza para que otras producciones en torno a ese tema puedan incrementar su audiencia.

El siguiente desafío para Spotify está en ganar la batalla de la inserción publicitaria en podcasts. De acuerdo a TechCrunch, Spotify aún no decide si lo hará internamente o si sigue el camino de Pandora, que adquirió Adwizz en mayo de 2018 para después introducir nuevas herramientas de inserción publicitaria.

El Washington Post también está en la batalla. A mediados del 2018 anunció Rhapsocord, su plataforma de inserción dinámica de anuncios en audio, misma que por ahora utiliza para productos internos, pero con la intención de utilizarlo más adelante como alternativa para los distintos clientes de Arc, el CMS con el que también ha encontrado una avenida para hacer negocio.