Spotify también apuesta por los deportes

Mientras la mayoría de medios deportivos se preguntan cómo hacer para monetizar mejor sus contenidos, Spotify sigue dando pasos hacia el frente en su búsqueda por conquistar el mundo del podcasting. Así como adquirió Gimlet y Anchor por una cifra cercana a los 343 millones de dólares para hacerse de mayor contenido original e incrementar su tecnología instalada para entregar métricas a creadores de contenido y anunciantes, ahora abrió una vacante para un desarrollador de negocio senior que se hará cargo de la estrategia de contenido exclusivo relacionado al deporte.

La próxima contratación de este elemento abona de forma directa a las predicciones de Daniel EK, CEO de Spotify, respecto a que un 20% de los minutos escuchados en su plataforma durante los próximos años será contenido no musical. Dicha afirmación se basa, según lo que publicó en un post tras la adquisición de Gimlet y Anchor en que “a partir de datos obtenidos de la industria radiofónica, creemos que es una conclusión segura pensar que con el tiempo más del 20% del consumo de Spotify será de contenido no musical”.

Y para fortalecer su visión, Ek habló sobre el valor de la industria de video, que hoy en día se cotiza en el billón de dólares, mientras que la industria de la radio y la música alcanza apenas los 100 mil millones de dólares. “De verdad nuestros ojos valen diez veces más que nuestros oidos”, se preguntó Daniel para responderse que él no creía que fuera el caso.

Spotify planea seguir invirtiendo en contenido original

La ambición de Spotify no se detiene. Mantiene firme su idea de gastar un total de 400 a 500 millones de dólares durante este año para hacerse de productoras y herramientas tecnológicas. En lo que respecta a deportes, aunque aún se desconozcan los detalles, no sería raro que la plataforma apostara por conceptos semejantes a los desarrollados por 30 for 30 de ESPN, que en octubre presentara su cuarta temporada con una serie de audiodocumentales con temas que van de la lucha feminista porque se les reconocieran sus derechos a correr en el Maratón de Nueva York en 1972 a la historia sobre cómo José Canseco lidió con el odio generalizado que provocó tras escribir un libro en que explicaba cómo funcionaba el dopaje en las Grandes Ligas.

Un referente más del podcasting deportivo es The Ringer, que de la mano de Bill Simmons desarrolló una red de 28 podcasts que le han generado más de 35 millones de descargas al mes y alrededor de 15 millones de dólares en ingresos. Como dato, en Estados Unidos los anunciantes pagan entre 25 y 50 dólares por cada mil escuchas.

En Inglaterra se encuentra uno de los ejemplos más extraordinarios sobre la oportunidad de hacer negocio con un podcast deportivo. The Anfield Wrap, que en pocas palabras es un podcast creado desde el 2011 para cubrir el día a día del Liverpool de la Liga Premier, es hoy una empresa que cuenta con 11 personas trabajando tiempo completo, tiene cerca de 80 mil oyentes cada semana y a 10 mil personas pagando una suscripción de 6.50 dólares mensuales para recibir contenido exclusivo. Y todo empezó grabando un podcast en vivo desde el centro de Londres.