The Coffee on the Road 24: la miopía que llevó a Forever 21 al cierre de 100 tiendas en EU

Nada es para siempre, ni siquiera cuando lleves la palabra en el nombre. A Forever 21 la edad le ha pasado factura. Impulsada por un modelo de éxito que la llevó a facturar más de 3 mil millones de dólares en ventas al año, esta marca dirigida a la generación de ropa de bajo costo para jóvenes, se encuentra preparando su declaración de bancarrota ante la imposibilidad de operar con números positivos.

Creada 1984, a Forever 21 le costó trabajo comprender que los usos y costumbres de los consumidores habían cambiado. Que ya no hace falta un espacio físico gigante para que los jóvenes compren ropa. Y que muchas veces cuando lo hacen es a través del comercio electrónico.

En vez de atender esa tendencia, Forever 21 apostó por el camino que siempre le había funcionado: rentar locales de cientos de metros cuadrados y tapizarlos con la ropa que solía ser devorada por adolescentes y jóvenes universitarios. Pero ese modelo no va más. En el mejor de los casos, se contraerá. En el peor, ha comenzado el proceso para cerrar cualquier tipo de operación.

Aunque diversos medios en Estados Unidos dieron por hecho que Forever 21 se declararía en bancarrota a mediados de septiembre, la empresa asegura que sigue firme con la intención de operar con normalidad. Sin embargo, sí anunció el cierre de cuando menos 100 establecimientos en Estados Unidos de los cerca de 800 que opera a nivel mundial.

Pese a la noticia, que viene acompañada de un esfuerzo de Forever 21 para hacerse de un paquete económico de 75 millones de dólares que le permita continuar operando mientras encuentra el modo de liquidar sus deudas y transformar su modelo de negocio, especialistas afirman que cuestión de tiempo para que se dé la declaración oficial de bancarrota.

Para otros, sin embargo, es posible que Forever 21 replique el proceso de Toy’s r Us, que se declaró en bancarrota, pero no murió del todo, ya que se dedicó a replantearse su modelo de negocio y a transformar sus tiendas para dotarlas de mayor número de experiencias. Como resultado, estará abriendo un par de tiendas en Estados Unidos durante noviembre y planea abrir ocho más durante el 2020. Las tiendas, como en su momento podría ocurrir con Forever 21, ya no serán de 3 mil 700 metros cuadrados sino de entre 600 y 950 metros cuadrados.

El que Forever 21 no haya logrado posicionarse como líder en las nuevas tendencias de consumo no significa, y quizás ésta es de las pocas notas positivas para la marca en estos tiempos, que haya dejado pasar la oportunidad de construir una base digital. Cuenta con 16.4 millones de seguidores en Instagram y con más de 15 millones en Facebook.

Además, recientes análisis muestran que más de un cincuenta por ciento de representantes de la generación Z siguen considerando importante que haya tiendas físicas cercanas a su domicilio, por lo que la presencia de establecimientos no por fuerza está condenada al fracaso, pero sí requiere un análisis profundo para determinar los pasos a seguir.