Twitch hace primer ejercicio a lo Bandersnatch

Ser pionero también puede doler. Si Netflix no hace más que recibir una noticia tras otra respecto a cómo sus competidores se preparan para llegar al terreno que durante tanto tiempo se encargó de pavimentar, ahora le llega nueva competencia para uno de sus formatos más atractivos a últimos tiempos.

Como si no tuviera suficiente con el ya inminente lanzamiento de Disney+, el próximo arribo de HBO Max y los propios excesos en que incurrió al invertir en contenido original, ahora Twitch ha replicado la esencia del modelo de consumo interactivo que Netflix desarrolló con Bandersnatch y You vs Wild.

Este 28 de agosto, con el patrocinio de Porsche, Twitch lanzó su primer ejercicio del tipo “choose your own adventure”. En él, los usuarios debían manejar un vehículo en los alrededores de una fábrica real de Porsche a través de una experiencia de realidad virtual. De acuerdo a Digiday, el streaming alcanzó 2 millones de espectadores, además de haber registrado 28 mil views durante cada segundo en que fue transmitido en vivo.

Al final de esta experiencia, en la que los gamers debían superar distintos desafíos, aparecía el nuevo Porsche 99X, el bólido con el que Porsche competirá por primera vez en la Fórmula E.

Para Twitch el experimentó resultó de utilidad no solo por habilitar un nuevo formato, sino porque una de las quejas constantes de los gamers, su principal audiencia, es que se presenta demasiada publicidad, percepción que podría modificarse en caso de que este tipo de formatos empiecen a dominar la plataforma y a aparecer de forma menos intrusiva que la publicidad tradicional.

¿Por qué debe preocupar a Netflix?

Porque son cada vez más los interesados en replicar ese formato. Así como el propio Netflix está preparando nuevos especiales interactivos sobre Boss Baby, Carmen Sandiego y Last Kids on Earth, además estar por liberar Unbreakable Kimmy Schmidth bajo ese mismo formato, YouTube también se encuentra planeando el lanzamiento de sus propios shows interactivos, mientras que Wal Mart ha invertido 250 millones de dólares en Eko, una startup especializada en el desarrollo de aventuras interactivas.

Si las estadísticas arrojaron que un 90% de las personas que vieron Bandersnatch tomaron algun tipo de decisión, este número podría ser incluso mayor en un entorno que es naturalmente de gaming como Twitch, propiedad de Amazon.

El formato resulta atractivo tanto por el evidente incremento en el cpm con respecto a los formatos tradicionales, que en Twitch podían ir de los 2 a los 10 dólares, como porque las plataformas digitales conciben la interactividad como uno de los puntos medulares para atraer dinero que anteriormente estaba destinado a televisión.