¿Twitter puede ser la nueva radio?

La apuesta por ser plataforma, ecosistema y generador de contenidos

Storybakers:

Antes de ir al envío de hoy, quiero invitarlos a escuchar mi plática con Enzo Cavalie, fundador y editor de Startupeable, emprendimiento que pretende convertirse en la máxima comunidad startupera de México y Latinoamérica a través del desarrollo de contenido, soluciones y herramientas tanto de información como de capacitación y vinculación para el ecosistema emprendedor.

Como ha sido recurrente, Startupeable no fue creado por un periodista, es más, ninguno de sus integrantes lo es. En cambio, Enzo ha estado vinculado por años a fondos de inversión y desde esa faceta detectó la oportunidad que había para detonar una propiedad que a través del contenido pudiera construir una audiencia que se convirtiera en una comunidad ávida de tener un punto de encuentro que la acompañara desde las cuestiones más básicas, como un glosario que resumiera los conceptos elementales del ecosistema, hasta por medio de una herramienta que sirviera de enlace entre fondos de inversión y startups.

Este episodio puede ser aleccionador para muchos periodistas que aún no entienden por qué la clave hoy, independientemente del título académico que tengamos, pasa por hablar de persona a persona, por olvidar las estructuras rígidas del periodismo que llevamos a nuestra creación diaria.

Escucha The Coffee


Únete a los grupos de Story Baker en Telegram!

La Podcastería: el punto de encontro para creadores de audio con ligas, ideas y recursos.

Cheat Media Links and Talks: lo que tienes que saber de la industria sin tener que buscarlo en Twitter ;-)

La Creator Economy: historias y briefing diario sobre la economía de los creadores que está cambiando al mundo

News de News: Todo sobre Newsletters


Aunque desde la perspectiva de Facebook, Twitter es un competidor al que no hay que prestarle mayor atención por su falta de penetración entre los jóvenes (ver gráfica a continuación), la red de Jack Dorsey continúa comprometiéndose con los creadores de contenido a niveles que antes parecían inimaginables, dando por resultado lo que podríamos considerar Twitter Originals, es decir, propuestas de contenido presentadas y avaladas por el propio Twitter para demostrar la efectividad de sus formatos y su poder como una plataforma que más allá de cancelaciones y breaking news tiene la capacidad de servir 1) como un espacio de creación de contenido de calidad y 2) como una plataforma que puede reunir a grandes audiencias a través de experiencias en vivo, particularmente en audio a través de Spaces.

A lo largo del año, he escrito sobre los esfuerzos que está haciendo Twitter por posicionarse como la súper app de los escritores, lo que se ha podido ir confirmando con las múltiples innovaciones realizadas al producto, como la posibilidad de suscribirse a un newsletter en Revue a partir de un simple tuit o la alternativa de recibir propinas o reconocimiento económico por parte de los fans, funcionalidad que aún estando disponible no ha logrado impactar en Latinoamérica.

The Muffin por Mauricio Cabrera
Twitter, la superapp de los escritores
Storybakers:Antes de ir a detalle con el cierre de pinzas que ha hecho Twitter mediante la adquisición de Revue, quiero invitarlos a ser parte de dos eventos especiales que tenemos planeados para hoy: 1) ¿Cómo convertir tu newsletter en tu modo de vida…
Read more

El impulso a los escritores o creadores de contenido en texto para no encasillar ha ido más allá de posicionar Revue como un fuerte competidor de Substack en la escena de los newsletters. Como parte de la celebración del Día de Muertos en México, Twitter ha anunciado que tendrá historias cortas en exclusiva (¡Twitter Originals!) con relatos tenebrosos escritos por Uriel Reyes (@upolch), creador de Relatos de la Noche, Tomás Balmaceda (@capitanintriga), Carolina Andujar (caroandujar), y varios autores más que estarán llenando de miedo la plataforma.

El ejercicio, aunque parece menor, demuestra lo que ya Twitter me había dejado claro en The Coffee, que están buscando quitarse esa imagen que los coloca como una plataforma meramente informativa y de polarización para atender temáticas que atienden a comunidades específicas, en este caso a una tan atractiva como la que ama las historias de terror, con poder comprobado en el cine, el podcast y la radio.

Twitter y los usuarios han entendido que un posteo en 280 caracteres no es sino la versión más elemental de una plataforma que hoy permite a creadores expresarse bajo esquemas cortos y largos que por un lado fomentan la síntesis y la precisión en los mensajes (los hilos acotados a una extensión específica por tuit así lo promueven), la captación de data de los lectores (por medio de Revue) y la habilidad de dar vida a lo que en su mayoría era un consumo en texto por medio de Spaces, donde esos creadores que tienen relevancia en la plataforma añaden un punto de contacto con su comunidad. Conforme más desarrolla este tipo de iniciativas y funcionalidades, más queda claro que la nueva plataforma de vinculación entre personas de una misma comunidad e interés no es Linkedin, donde abunda el hard sell y el reciclaje de contenido que de tanto ser publicado termina por desgastarse, sino Twitter, donde el espectro es además, más amplio, dado que hay espacio para comunidades más densas como las de las criptomonedas, el periodismo y la política, pero también para temáticas soft como los sneakers, el K-Pop y los relatos de terror y eróticos, por mencionar algunos. En cuestión de meses, Twitter pasó de ser la red del breaking news, liderazgo que mantiene, a consolidarse como una plataforma para creadores de contenido con una afición por contar historias en texto y audio, quedando como gran punto pendiente el video y como misión casi imposible (creo que lo será aunque me digan que no) la de conquistar a las audiencias más jóvenes.


¿Twitter puede convertirse en la nueva radio?

En su momento escribí sobre el impacto que Clubhouse podría tener para nuestro consumo de audio, y aunque a la plataforma no le dio tiempo de consolidarse antes de que los gigantes llegaran para replicar sus funcionalidades elementales, los postulados se mantienen, además de que podemos sumarle la fuerza de las audiencias instaladas en plataformas como Spotify y el propio Twitter para contemplar que ahora sí estamos ante un posible escenario en que las plataformas sociales con cuartos o Spaces en vivo empiezan a conformar una especie de nueva radio, no a través de la sustitución, sí a través de la integración.

Para retomar el concepto de Twitter Originals, vale mencionar el éxito que tuvo la conversación en vivo presentada por Leyendas Legendarias en el marco de las activaciones promovidas por Twitter en vísperas del Día de Muertos. Alcanzó un pico de 3 mil 300 usuarios conectados con al menos 2 mil 600 personas conectadas de manera recurrente. La cifra no supera algunos hitos alcanzados por Clubhouse a través de la presencia de figuras como Elon Musk, pero sí representa la muestra de que los grandes referentes locales pueden tener impacto en vivo con sus audiencias y que Twitter puede aspirar a incrementar el tiempo de estancia de los usuarios a través de este tipo de iniciativas que reúnen a creadores con sus respectivas comunidades.

The Muffin por Mauricio Cabrera
El podcast de comedia y crimen que está creando un movimiento cultural
Storybakers: Quiero agradecerles la respuesta que dieron al envío de ayer. El concepto de “terapeuta de contenidos” resonó en ustedes. Lo sé por los correos electrónicos, los likes en distintas redes sociales, los comentarios en LinkedIn y por la comunidad que día a día hemos ido construyendo a través del ecosistema de contenidos de Story Baker…
Read more

Si lo pensamos, Twitter ya conquistó un espacio en las pantallas de televisión cuando la mayoría de las televisoras optó tanto por promover los perfiles de sus periodistas como también por impulsar hashtags que para la mayoría de las producciones representa la métrica más relevante sobre su impacto o no en el ecosistema social digital.

Twitter lo consiguió a partir de su elemento más básico: el texto. Las televisoras difunden tuits de usuarios y hacen parte a la plataforma del second screen como ninguna otra red social lo ha conseguido. ¿Puede entonces Twitter consolidar su presencia en plataformas de radio y TV por medio del audio? Pienso que sí. Volviendo al caso de la televisión, generó mucho impacto, aunque en parte por burlas a la calidad de las narraciones, esa época en que Televisa permitía que aficionados narraran momentos estelares de los partidos. Y quizás eso era demasiado porque equivalía a entregar la jugada protagónica a unos improvisados, pero herramientas como Spaces (o Clubhouse en su momento) hacen pensar que llegará el momento en que esas intervenciones puedan ser llevadas a las transmisiones de radio y tv, quizás no en formato cien por ciento en vivo para evitar algún tipo de exceso, pero sí mediante una selección que traslade las mejores opiniones y conceptos de la gente a la pantalla o a las ondas radiofónicas.

Ese camino es el más simple. Pero en el futuro, como también Clubhouse o Spotify estarían en condiciones de impulsarlo, podría plantearse que Twitter continúe desarrollando conceptos exclusivos (Twitter Originals) que terminen llegando a la radio, que combinen la básica forma de comunicación vía telefónica y que incorporen transmisiones de Spaces con estructuras de shows hechos en toda forma desde su con concepción.

Si Twitter quiere promover Spaces apalancándose de creadores de contenido, debería negociar espacios en distintas radiodifusoras para colocar sus shows, crear un hábito entre los oyentes y lograr que ese usuario o escucha entienda que para convertirse en un participante activo de eso que está escuchando no tiene más que ir a Spaces para poder darle interactividad a la experiencia que ya de por sí está disfrutando.

Si los medios han visto a Twitter como una extensión de sus transmisiones en vivo, ¿Twitter no debería hacer lo mismo para hacer ver que el contenido central puede no nacer en esas plataformas sino desde el propio Twitter? Confieso que ya tengo ganas de que ocurra…