Vice, Time Out y más editores le apuestan a los restaurantes

La diversificación de los ingresos está llevando a los grandes editores a la apuesta por nuevas formas de ingresos. Ejemplo de ello son Garden & Gun, Time Out Group y Vice Media que unieron esfuerzos para crear un restaurante, un mercado cultural y un comedor, respectivamente.

Tanto el Garden & Club que abrió en abril de 2018, y el Time Out Market de Lisboa, abierto en 2014, serán seguidos por cinco ubicaciones más este año. La razón es muy sencilla: han tenido éxito en términos de generar ingresos para sus respectivas marcas, además de servir como punto de contacto más profundo para que la audiencia participe. Miami, Nueva York, Boston, Chicago y Montreal serán los mercados adicionales en 2019 y hay un plan continuo de abrir dos o tres ubicaciones cada año; como Londres y Praga en 2021.

Otro de los lugares que abrirán este año es el Munchies Food Hall, parte de Munchies, el vertical de Vice Media, y cuyo editor espera que sirva como fuente de ingresos fuertes, pero también para colocar a Munchies como una marca en los ojos de millones de personas y potenciales clientes.

Folio Mag señala que Munchies Food Hall estará dentro de American Dream, un centro comercial dentro del complejo deportivo Meadowlands en New Jersey, y espera abrir sus puertas en abril próximo. John Martin, editor de Munchies, explica que desde que comenzaron a armar el plan de negocios en 2013, "los comedores estaban ahí como algo que queríamos hacer". Aseguró que la idea de asociarse con el centro comercial es algo natural debido a que "es un lugar donde la gente va a hacer cosas divertidas y eso tiene sentido para nuestra marca". Esperan recibir 40 millones de visitantes anuales y ofrecerán entre 10 y 15 categorías de alimentos.

Sobre cómo obtener ganancias, en el caso de Garden & Club lo hacen basados estrictamente en el consumidor, ya sea de comensales individuales, eventos privados, o venta de artículos de la tienda de regalos. Hacia adelante buscarán ingresos por publicidad impresa y digital. Además de que su circulación sigue siendo una de sus principales fuentes de ingresos.

En el caso del Time Out Market, la propia Time Out cubre el costo de la oficina principal como lo que hay detrás, incluidos el arrendamiento, la comercialización, los cubiertos, la porcelana, la limpieza y la obtención de personal. Pero a cambio, toman el 30% de los ingresos que obtienen los chefs. Solamente en el caso de los Time Out Bars que son administrados por su propio personal y sus bartenders, ellos se quedan con el 100%. Para darnos una idea, tan solo en 2017 recibieron a 3.6 millones de visitantes en Lisboa, y en 2018 la cifra aumentó.

Finalmente, en el caso del Munchies Food Hall, Munchies se asoció con American Dream donde se le promete una ganancia mínima, pero también está incentivado a ganar más por el buen desempeño del comedor; entonces sus esfuerzos están en crear fuertes campañas de marketing para atraer a los clientes.