Juanpa Zurita: el creador que desafía los estándares de YouTube

La importancia de hacer lo que te hace feliz

Ha sido un largo camino para aquellos que eligieron la creatividad y contenidos como la ruta para ganarse la vida. De la mano de las plataformas digitales, muchas perdedoras de millones y sin ruta clara para ser negocio, los creadores han ido pasando por un proceso de profesionalización que ha derivado en la Creator Economy.

La evolución del modelo de negocios va de la mano de la sofisticación de los diversos tipos de creadores. La monetización que en 2012 consistía en tratos directos de un vlogger con marcas o ganancias de AdSense vía Google, en bastantes casos ha evolucionado a empresas concretas dentro de lo que hemos definido como PyMED: pequeños y medianos medios.

Una clase de media de creadores que dan trabajo a equipos compactos -si los comparas con corporaciones o medios tradicionales -y eficientes, de operación ágil y sin miedo a diversificar su modelo de negocio. Es así cómo, incluso en América Latina, se han formado pequeños imperios.

Si bien en una entrega anterior de este newsletter definimos que es más una anomalía que la regla el ser un profesional del contenido independiente, existen casos icónicos como el que vamos a analizar el día de hoy: el meteórico ascenso de Juanpa Zurita.

Estudiosos del tema vloggero en México definen varias etapas o escuelas, y mientras en 2013 ya pasaba que creadores de la camada de Yuya o Werevertumorro estaban en su cúspide cultural, nuevas generaciones apenas iban surgiendo. Entra a la escena Juanpa por medio de sus vines virales, pero ha sido el caso donde su constancia como creativo logró trascender la plataforma.

De ser considerado un viner y posteriormente youtuber, Juanpa ha sobrevivido a otras camadas de creadores y al mismo declive de Vine en 2016, trascendiendo también el escaparate de YouTube; expandiendo su rango de acción a la actuación profesional (estuvo en Luis Miguel de Netflix), el modelaje, emprendimiento con su marca de ropa, responsabilidad social con Love Army México y ahora con uno de los primeros originales de HBO Max América Latina.

En exclusiva, charlamos con Juanpa para conocer más de la apuesta por el futuro de su carrera, el reenfoque de su canal de YouTube a los mini documentales, y su crecimiento como creador.

A continuación, lo que aprendimos.


Más que un youtuber

A pesar de haber llegado a la notoriedad en 2013, comenzando justo cuando otros creadores de contenidos ya eran algo gigante, han pasado ocho años y ahora es Juanpa quien es un creador de contenidos consolidado. Si se tuviera que nombrar un caso práctico de profesionalización desde plataformas digitales, aquí tenemos uno de los ejemplos ideales en México.

En esta lógica, recordamos que hace un par de años el mismo Juanpa pidió no ser nombrado youtuber sino creador de contenido. Dicha declaración fue en medio del momento de cambio en medios tradicionales y su shock al saber que un grupo de creativos estaba llegando por la puerta grande a los escaparates de entretenimiento mainstream usualmente reservados para aquellos en los conductos convencionales (televisoras, disqueras, centros de formación especializados).

Al recordar este momento, Juanpa nos comparte lo siguiente sobre su insistencia a no ser encasillado como youtuber:

Porque youtuber está apegado a la plataforma y Creador de Contenido está apegado a la labor que realmente se hace. Mi contenido no sólo vive en un lugar, sino que pueden vivir en muchos formatos y plataformas. La plataforma es el medio, no el fin.

El verdadero fin es poder contar una historia que importe y no importan qué plataforma usas para llevarla a la gente. Curiosamente la plataforma donde tengo más audiencia es Instagram y luego TikTok, sin embargo nadie me llama instagramer o tiktoker. Los creadores tenemos la posibilidad de elegir qué vía usamos para enviar nuestros mensajes, pero no necesitamos estar encasillados en un solo lugar. 

Con esto claro, y en una especie de regreso a la plataforma que anunció desde 2020, el canal de YouTube de Juanpa ha sido refrescado con su iniciativa de mini documentales, en un ánimo donde dicho escaparate puede ser más que vlogs o las temáticas que imperaban hace unos años.

Irónicamente, son conocidos los casos donde entregar más valor de producción al que está acostumbrada la audiencia en YouTube no necesariamente deriva en más suscriptores o vistas (con sus respectivas ganancias publicitarias), lo que podría desmotivar a los creadores a dar el extra creativo o en inversión.

Con este planteamiento claro, Juanpa indica que el cambio en su canal obedece más a un hambre creativa:

No tiene que ver con más producción o más largo o más ambicioso, sino con hacer lo que realmente me hace feliz. Por mucho tiempo dejó de apasionarme hacer los retos y tags que hacía a los 17 o 18 años. Creo que cualquier cosa que hagas tienes que priorizar divertirte y pasarla bien. A los 18, el tag del huevo me divertía y por eso lo hacía, hoy ya no y por fin encontré algo que realmente me emociona.

Desde la pre-producción hasta la distribución de estos mini documentales me emocionan cada mes. Esto es lo que me mueve hoy, e igual en un año ya no y buscaremos reinventar de nuevo. Tengo el privilegio de poder hacer que hacer con mi contenido y trato de hacer lo que quisiera consumir, al mismo tiempo es una manera de acercarme a los productos que yo de verdad quiero hacer.

Si me siento a esperar a que alguien me ofrezca dirigir un documental me voy a quedar esperando siempre, mejor hacerlos con mis recursos y tal vez otras oportunidades lleguen más rápido. De cualquier forma nunca se ha tratado de hacer negocio con estas piezas. Si nos fuéramos a números, los documéntales cuestan más de lo que generan. Pero primero hay que sembrar para después cosechar.

Con la experiencia profesional en televisoras y streamers, ¿qué tanto se lleva de esos proyectos al desahogue creativo personal? Juanpa opina que la verdad no demasiado:

Siendo franco, no. Realmente todo ese formato es el resultado de seis años de estar produciendo contenido.

Desde un vine de 6 segundos, un sketch de 20 minutos en EEUU o un video de paracaidismo. La verdadera influencia creo que viene de los contenidos con los que yo crecí. Siempre he consumido mucho documental y contenidos non-scripted, de ahí creo que viene la verdadera influencia, de lo que consumo. La producción la he ido aprendiendo con el tiempo, pero al final siempre he querido hacer contenidos que informen, entretengan e inspiren como estos.  


¡Únete a los grupos de Story Baker!

La Creator Economy: ligas, historias y conversaciones sobre la economía de los creadores

Cheat Media Links and Talks: todo lo que tienes que saber de la industria sin tener que buscarlo

La Podcastería: el punto de reunión para los obsesivos del audio


En equipo, es mejor

Conforme las necesidades creativas y empresariales de Juanpa han crecido, también la urgencia de formar un equipo de trabajo sólido para operar y ayudar en las diversas facetas de su carrera.

Para empezar, hay dos grupos principales:

Mi management y mi equipo creativo.

El primero se encarga de ver todo lo que tiene que ver con marcas, negociaciones, series y proyectos externos. En ese gran parte del tiempo está mi manager y una persona que ve todo lo relacionado con el día a día.

Del lado creativo y de producción es un equipo que ha ido variando de acuerdo a las necesidades de mi proyecto y por lo tanto ha ido creciendo. Cuando empecé era yo editando mis Vines, luego alguien editando mis videos de YouTube, luego un equipo en EUA de unas 4 o 5 personas para producir mis sketches y ahora estos mini documentales, donde gran parte lo hago junto a César Fajardo con quien trabajo desde hace un tiempo después de una pieza que hicimos que se llama No Hagas lo Fácil.

En este proceso suelen involucrar ya gente que hace diseño sonoro, animaciones, corrección de color, asistentes de edición, grabación de voz y hasta gente que hace traducciones y subtítulos. Cada mini documental varía el número de personas que se suman por su complejidad.

Los mini documentales, que son el regreso a su plataforma de YouTube con 10.5 millones de seguidores, superan cada uno los 15 minutos y su tiempo de publicación evita el tiránico ritmo que otros creadores siguen, dejando Juanpa al menos diez días de espacio entre un vídeo y el siguiente.

Sobre el reto de este tipo de contenido longform, que es raro entre los creadores de su generación, nos platicó lo siguiente:

Cambia absolutamente todo.

Sendo honesto esto es algo que siempre he soñado desde niño. Pasar de contenidos de 6s a 30s a 1 min a 7 min a 30 min sí es hacer más de lo que me gusta pero cada formato es muy distinto. Antes podía ser todo mucho más improvisado, solo colocar la cámara, hablar y listo. Se editaba y salía.

Ahora estamos haciendo cosas mucho más complicadas. Productos que tienen un arco narrativo, un por qué. Esto requiere juntas de producción constates, coordinar toda la logística, realizar la aventura que puede tomar hasta 5 días, llevar una persona que te grabe y luego entrar a la post-producción. Es ahí donde sucede gran parte de la magia porque muchas veces hacemos la aventura sin saber qué va a suceder o de qué van a tratar y es después, cuando junto con César Fajardo nos sentamos encontrar el mensaje de la pieza y cómo vamos a llegar a hacer sentir y entender ese mensaje de la mejor manera. 

A post shared by @juanpazurita

La mencionada iniciativa, que obedece a una necesidad creativa y personal, se desarrolla en paralelo a otros proyectos de Juanpa como su recién anunciado show de HBO Max sobre cocina Juanpa + Chef.

Nos insiste en la importancia de consolidar un equipo:

Llevo 2 años creciendo un equipo que me pueda ayudar a hacer más cosas. Al final solamente tengo dos manos, así que la única manera de poder hacer más es así.

Desde DW que es la agencia que me ayuda a gestionar todo mi management y proyectos externos grandes con HBO o Netflix. E internamente con mi contenido con el que hacemos estos contenidos propios posibles. Desde conceptualizar, hasta ejecutar y distribuir.

El reto es lograr el balance de la agenda, pero la ventaja de YouTube es que soy mi propio jefe y aunque tengo un compromiso con la audiencia, puedo ser un poco flexible. Eso sí, sin darle más peso a nada, un llamado para un video de YouTube es igual de importante que uno para grabar Luis Miguel La Serie.


El futuro del creador de contenidos

El contar con un show en HBO Max o ser parte de la serie de ficción mexicana más comentada de años recientes, no ha hecho que Juanpa olvide sus orígenes como creador y el valor de tener su propia plataforma en YouTube.

Abunda al respecto:

Siempre es importante saber de dónde vienes, y a pesar de que tengas la cabeza en el cielo los pies van siempre firmes en la tierra. Para mí, YouTube y las redes son un espacio donde he construido mi propia plataforma de contenidos, es mi propio escenario. Para nada comparable con un monstruo como las plataformas de streaming, pero es algo mío 100% donde donde yo hago y publico lo que quiera.

La ausencia no fue por hacer más proyectos o porque estaba muy enfocado en otra cosa, fue porque necesitaba encontrar lo que realmente quería hacer en mi canal y por fin lo hice. 

Ante este largo camino, análogo a la misma profesión de creador de contenidos, no podíamos evitar preguntar a Juanpa cómo ve los siguientes años.

Me gustaría decirte que el plan es claro, pero nunca ha sido claro en estos 7 años de locura. Lo único que he hecho es seguir mi corazón y tener disciplina y eso ha dado muy buenos resultados. Ahora, sí me gustaría seguir haciendo cosas más grandes.

Me gustaría dirigir cosas, producir cosas, escribir cosas e irle sumando más minutos lo que hago pensando que vayamos a 90 minutos o más. Sin dejar a lado la actuación, sin dejar a lado fashion, sin dejar a lado ni siquiera TikTok. Todo está conectado. Ya hay un par de cosas que se están cocinando, pero en general me emociona mucho crecer frente a cámara, pero también detrás de ella.

Nada mal para una aventura que comenzó en 6 segundos.